http://fuerteventuradigital.blogspot.com - GA4 - G-357ZCTSH31 google.com, pub-1060934438379655, DIRECT, f08c47fec0942fa0

ANUNCIOS





El trabajo avanzado por los Servicios de Obras y Maquinarias del Cabildo hace posible que Hermine deje agua para el futuro del campo de Fuerteventura




 El presidente del Cabildo de Fuerteventura, Sergio Lloret, visitó el pasado lunes, 26 de septiembre, las infraestructuras de retención de agua, tanto nueva creación como restauradas a lo largo de la actual legislatura por los Servicios Insulares, para comprobar su estado tras la tormenta tropical Hermine 




y cómo los trabajos desarrollados desde el Servicio de Obras y Maquinarias, del que es también responsable en la Corporación Insular, “no solo han contribuido a evitar riesgos para la población”, sino han hecho posible que “un volumen importante” del agua caída sobre la Isla “no llegase al mar sino que sirviera para recargar los acuíferos” de alta importancia para “la reactivación del sector primario de nuestra isla”, afirmó el regidor.
 
Lloret recorrió, entre otras, la Cuenca de Gran Tarajal, la mayor de la isla y “con importante riesgo de inundación para la población, sobre todo en su tramo final”, concretó el presidente. En ella, Lloret pudo comprobar el éxito de las actuaciones desarrolladas a lo largo del último año para la creación de varias estructuras de retención de agua, así como para el acondicionamiento de las existentes.
 
Según pudo comprobar el presidente, tanto el desarenador de nueva creación, ubicado en El Cuchillete, como el ubicado junto al asentamiento rural de Los Ramos, “han cumplido su función”, destacó Lloret, al comprobar que un “volumen importante del agua vertida por la tormenta, así como los materiales que ésta arrastraba por el Barranco de Gran Tarajal” tras las lluvias intensas vividas el domingo, fueran retenidos por estas instalaciones, que permitirán “recargar los acuíferos de esta zona”. Una zona que, según detalla el Plan Hidrológico de Fuerteventura, comprende la mayor cuenca de la isla con más de 12.000 hectáreas de terreno.
 
Igualmente eficientes han resultado las infraestructuras, también de nueva creación, de Tarajalejo y Violante. Cuencos de retención hidráulica que han funcionado a pleno rendimiento durante todo el fin de semana para “alegría de nuestro sector primario”, destacó Lloret.
 
Finalmente, el presidente visitó las charcas de Chilegua y Muley, que fueron, a su vez, objeto de reparación y acondicionamiento recientemente por los Servicios Insulares, para comprobar el gran cúmulo de agua que han logrado asumir y que servirá para favorecer los cultivos de Fuerteventura “durante mucho tiempo”.
 
Se tratan, todas estas acciones, de “medidas correctoras llevadas a cabo frente a la situación anterior, con el fin de ofrecer las mayores facilidades posibles para la reactivación del sector primario de nuestra isla que es, sin duda, junto al sector turístico, la fuente de riqueza más importante de Fuerteventura y, por ello, debemos protegerla y salvaguardarla”, enfatizó Lloret. 


--