http://fuerteventuradigital.blogspot.com - GA4 - G-357ZCTSH31 google.com, pub-1060934438379655, DIRECT, f08c47fec0942fa0

ANUNCIOS


El PP de Puerto del Rosario exige explicaciones a Juan Jiménez sobre el “caos” en la ubicación del Circo del Agua

 


.-  Los concejales del PP de Puerto del Rosario, Fernando Enseñat, Ignacio Solana y Clara Peña exigieron al alcalde, Juan Jiménez, en el pleno celebrado el pasado 25 de febrero, explicaciones sobre el “caos” en la ubicación del Circo del Agua instalado en la capital.


En declaraciones realizadas por el concejal de urbanismo responsable, a un medio de comunicación, ha puesto en duda que el circo tuviera autorización municipal para desarrollar la actividad y para estar en la ubicación anterior, por lo que los concejales populares han preguntado al alcalde Juan Jiménez, cual es la razón del traslado, si la actividad desarrollada tenía autorización municipal preceptiva y si el terreno donde se había instalado tenía los permisos necesarios.


“De confirmarse esta noticia, sería un episodio más del circo en el que se ha convertido la gestión diaria del alcalde Juan Jiménez y de su grupo de gobierno. Ni los vecinos de Puerto del Rosario, ni los organizadores del espectáculo se merecen este caos en la gestión municipal”, afirma Enseñat.


Además de exigir explicaciones en el pleno al grupo de gobierno, los concejales populares pedirán el expediente del procedimiento administrativo que autorizó, supuestamente, la instalación del circo en un terreno privado.


Para el grupo  municipal del Partido Popular, sería muy grave por parte del alcalde Juan Jiménez, y de su grupo de gobierno, que se hubiera permitido instalar y desarrollar una actividad tan importante sin que tuviera la licencia y supervisión municipal previa. Y en caso de tener licencia municipal, como es posible entonces que no se solicitara la autorización del uso del suelo para esta actividad.


“Pediremos explicaciones al alcalde de todo el caos que se ha producido con la ubicación del Circo del Agua y su traslado, que ha perjudicado tanto a los vecinos que adquirieron entradas como a la  empresa que desarrolla la actividad”, concluye Enseñat.