http://fuerteventuradigital.blogspot.com - GA4 - G-357ZCTSH31 google.com, pub-1060934438379655, DIRECT, f08c47fec0942fa0

ANUNCIOS


El Cabildo de Fuerteventura pide al Presidente Torres que las consejerías del Gobierno “dejen de tirarse la pelota” en el proyecto de la carretera Aeropuerto-Pozo Negro



El Cabildo de Fuerteventura reclama al presidente de Gobierno de Canarias que medie entre sus Consejerías de Obras Públicas, Transporte y Viviendas; y la de Medio Ambiente y Lucha Contra el Cambio Climático, para que “dejen de tirarse la pelota” en el proyecto de la carretera Aeropuerto-Pozo Negro.


 Después de más de dos años de espera, con escritos que van y vienen entre ambos departamentos del Gobierno, ahora acaban de ampliar los trámites y abrir un nuevo periodo de consultas que retrasará una obra fundamental para Fuerteventura.
 
Después de tantos retrasos y falta de trabajo, el PSOE majorero intenta ahora desviar la atención intentando culpar al Cabildo de incumplir los nuevos plazos.


 Cuando lo cierto es que el escrito de estas nuevas consultas se recibió en el Cabildo el 19 de noviembre, con un plazo de 30 días hábiles para responder, que aún no ha finalizado.
 
En reiteradas ocasiones, el Cabildo de Fuerteventura ha solicitado al Gobierno de Canarias reuniones para abordar, además de este tramo, el resto de tramos del eje Norte-Sur que tenían que estar ya en marcha como Pozo Negro-Cuchillete, Cuchillete-Matas Blancas, y sobre actuaciones de urgencia que hay que acometer en la Red de Interés Regional hasta que existan los tramos que faltan en el eje Norte-Sur, entre ellos: el desdoblamiento del Aeropuerto- Las Salinas o el acondicionamiento de diferentes tramos de la FV-2 y la FV-4, semienlace de Parque Holandés, entre otros.
 
Sobre todos estos asuntos, la institución insular envió un convenio para que fuera analizado por los servicios jurídicos de la consejería en noviembre de 2019 y enero de 2020 y aún no se ha recibido respuesta si se acepta o no dicho convenio.
 
Además, se han solicitado en reiteradas ocasiones reuniones con el consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda, Sebastián Franquis Vera, la última en el mes de julio del año en curso, por escrito, cuando el consejero Franquis visitó la isla y a pesar de que confirmaron la recepción del mismo, aún estamos sin respuesta.
 
El Cabildo de Fuerteventura se muestra totalmente predispuesto a cooperar con el Gobierno de Canarias, muestra de ello es que se ha cumplido con todas las solicitudes y tenemos falta de respuesta por parte del Gobierno de Canarias tanto de las actuaciones urgentes que hay que acometer como de los tramos pendientes del eje Norte-Sur.
 
El problema reside en que las Viceconsejerías de Infraestructuras y la Dirección General de Lucha Contra el Cambio Climático (ambas gestionadas por el PSOE majorero) llevan dos años enviándose escritos entre ellas a cuenta del estudio de impacto ambiental de este tramo de carretera.
 
La falta de interés de los responsables políticos de ambos departamentos por esta obra, que es vital para Fuerteventura, se ha manifestado en escritos y solicitudes de documentación dentro del propio Gobierno de Canarias, que tardan hasta seis meses en responderse. Pero lo peor es que ahora también dilatan más los trámites al abrir un nuevo periodo de consultas.
 
Sirva como ejemplo el trámite del estudio de impacto ambiental del proyecto de obras. Su consulta se preparó a comienzos del año 2020 desde la Viceconsejería de Infraestucturas, que es la responsable de la obra.
 
A mediados de 2020 se remitió a todas las instituciones afectadas para que informaran al respecto, y el mismo 24 de junio de 2020 el Cabildo de Fuerteventura envió su informe.
 
Aún así, la Viceconsejería de Infraestructuras tardó seis meses en reunir las respuestas de las administraciones y remitir una copia, el 22 de diciembre de 2020, a la Dirección General de Lucha Contra el Cambio Climático, que forma parte del mismo Gobierno de Canarias y también gestiona el PSOE majorero.
 
No contentos con esta tardanza, de nuevo se tuvieron que esperar otros seis meses, hasta el 31 de mayo de 2021, para que la Dirección General de Lucha Contra el Cambio Climático volviera a responder en otro escrito a la misma Viceconsejería de Infraestructuras, reclamando más cambios en la documentación.
 
Pero además la Dirección General (PSOE majorero) le pedía a la Viceconsejería (PSOE majorero) que volviera a iniciar otro procedimiento de evaluación ambiental y consultas.


 Es decir, seis meses de espera para decir que faltan documentos y que además hay que volver a iniciar otro periodo de consultas.
 
Pues bien. Los responsables políticos de la Viceconsejería de Infraestructuras también se volvieron a tomar con mucha calma su trabajo y dejaron pasar otros cinco meses, hasta el 15 de octubre de 2021, para remitir los documentos y cambios que le pedían desde la Dirección General de Lucha Contra el Cambio Climático.
 
Así, el 15 de octubre de 2021 la Viceconsejería de Infraestructuras y Transportes envió a la Dirección General de Lucha Contra el Cambio Climático la subsanación de la documentación presentada para el inicio del trámite de evaluación de impacto ambiental.
 
Pero, por si fuera poco, la propia Dirección General de Lucha Contra el Cambio Climático deja pasar otro mes más, hasta el 19 de noviembre de 2021, para remitir esa solicitud de informes nuevos al Cabildo y resto de instituciones afectadas. Con un plazo de respuesta de 30 días hábiles que aún no ha finalizado.
 
En resumen, dos años de escritos que van y vienen dentro del Gobierno de Canarias, donde además tardan hasta seis meses en responderse internamente, y que concluyen, por ahora, alargando la tramitación administrativa del proyecto de una obra que es más que urgente para Fuerteventura y para la seguridad vial de sus vecinos y visitantes.
 
O el presidente Ángel Víctor Torres pone orden y manda a trabajar a sus Viceconsejeros y Directores Generales (en especial a los del PSOE majorero), o el proyecto está llamado a retrasarse de nuevo de forma indefinida.


--