google.com, pub-1060934438379655, DIRECT, f08c47fec0942fa0

ANUNCIOS


El Cabildo de Fuerteventura participa en la reunión de la Consejería de Sanidad para abordar la sexta ola de la Covid-19

 


El presidente del Cabildo, Sergio Lloret López, asistió el pasado lunes por videoconferencia a una reunión con el consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias, Blas Trujillo, y distintos representantes insulares a través de la FECAI, así como con alcaldes y alcaldesas de la FECAN, en la que se puso de manifiesto la creciente preocupación de todas las administraciones canarias ante el aumento de casos de Covid-19 en todas las islas.
 
Durante la reunión se puso de manifiesto la preocupación por la gran incidencia de transmisibilidad que está teniendo la sexta ola en Canarias, que, por otro lado, está suponiendo una menor ocupación de camas en UCI y hospitalización que las anteriores.


 Asimismo, se expuso la necesidad de adoptar medidas excepcionales durante las fiestas navideñas con el fin de evitar situaciones de riesgo, como las fiestas y actos multitudinarios, que sigan empeorando los datos epidemiológicos.
 
Los representantes de las islas y municipios que asistieron a la reunión mostraron su preocupación por las actividades de ocio nocturno, y se exigió un mayor control sobre el cumplimiento de las medidas sanitarias en estos establecimientos, si bien en ningún momento se planteó la opción a cierre de estos lugares por suponer el sustento para muchas familias canarias. 
 
Asimismo, el presidente Sergio Lloret López, pidió al consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias la necesidad de ser uniformes a la hora de aportar los datos de incidencia Covdi-19 entre el Gobierno de Canarias y el Área de Salud de Fuerteventura.


 Además, informó de la reunión celebrada por la Mesa Insular de Sanidad el pasado 15 de diciembre con los ayuntamientos de la isla, la Dirección Insular de la Administración del Estado y la Dirección Insular del Área de Salud con el objetivo de abordar y consensuar una estrategia común que ayude a mermar la incidencia de Covid-19 en la isla de Fuerteventura, en la que se acordó suprimir los actos que no fueran imprescindibles “para intentar cambiar la tendencia sanitaria cuanto antes”, explicó Sergio Lloret.