google.com, pub-1060934438379655, DIRECT, f08c47fec0942fa0

ANUNCIOS


Unanimidad en el Parlamento de Canarias para impulsar una campaña de visibilización y atención sobre la mutilación genital femenina

 

 


El Parlamento de Canarias ha aprobado por unanimidad una Proposición No de Ley defendida por la diputada por Fuerteventura del Grupo Nacionalista Canario, Jana González Alonso, para impulsar una campaña de visibilización y atención a la Mutilación Genital Femenina (MGF) en Canarias.
 
Para la nacionalista, la MGF “no es cultura, es violencia de género y abuso infantil”, además de una violación de los Derechos Humanos reconocida en diferentes lugares de los cinco continentes.
 
Esta práctica, asegura, “mutila y viola” los derechos a la salud, seguridad e integridad física y psicológica, así como el trato inhumano y cruel hacia las mujeres y niñas, provocando, en muchos casos, la propia muerte.
 
Desde la Asociación DIMBE, en Fuerteventura, identifican la MGF como la ablación parcial o total de los genitales externos de la mujer, así como de otras lesiones que, en la mayoría de los casos, son objeto de la costumbre y de la tradición.
 
Esta práctica determina, por un lado, “el papel de la mujer en la comunidad” y, por otro, “el control de su propia sexualidad”, garantizando de esta manera, la fidelidad de la mujer y aumentando el placer sexual masculino, lo que implica “no sólo daños y consecuencias físicas, sino también daños psicológicos que perduran durante toda su vida”, apunta González.
 
Por ello, tras los recientes estudios realizados sobre la MGF que sitúan a Canarias como la sexta región española con más prevalencia de mujeres afectadas por esta práctica, el Grupo Nacionalista Canario solicita llevar a cabo un “plan integral” en materia de servicios sociales para abordar la problemática y actuar de manera preventiva, “evitando así, la realización de estas prácticas que provoca daños causados por razones culturales y nunca con fines terapéuticos”.
 
Según González, “la pandemia, ha acentuado estas prácticas que, en muchas ocasiones, vienen acompañadas de matrimonios forzados” justificados por la ausencia de medios económicos en familias cuya situación de vulnerabilidad es asfixiante.
 
Por ello, “es necesario que las Comunidades Autónomas desarrollemos un plan multidisciplinar llevando a cabo acciones formativas a las escuelas y colegios para concienciar del riesgo”. Este plan, apunta González, es la solución de prevención más adecuada para que, principalmente las niñas, pero también los niños, “puedan identificar este tipo de violencia y comprender las consecuencias físicas y psicológicas de esta práctica tan atroz”.
 
Por ello, “impulsar el desarrollo de un protocolo específico para la lucha de la MGF, es de vital importancia para poder proteger a estas niñas”. De la misma manera, apuntó que aquellas mujeres que ya tienen hecha la ablación, “reciban apoyo moral y psicológico” para paliar, en la medida de lo posible “la autoestima que les arrancan cuando le han practicado la ablación”.
 
Asimismo se insta al Gobierno de España a modificar la Ley Orgánica 12/2009 reguladora del Derecho de Asilo para acoger a las mujeres y niñas en su huida de la Mutilación Genital Femenina.