google.com, pub-1060934438379655, DIRECT, f08c47fec0942fa0

ANUNCIOS


Coalición Canaria : La alcaldesa de La Oliva aprueba pluses y nombramientos de personal a dedo, dejando de lado la necesaria RPT

 

Coalición Canaria : La alcaldesa vuelve a las formas de tiempos pasados, creando favoritismos dentro del personal municipal, nombrando encargados por decreto sin pasar por el Comité de Empresa, y abandonando la Relación de Puestos de Trabajo que prometió tener aprobada en 2019
 
La hoy alcaldesa de La Oliva, Pilar González, prometió en 2019, siendo primera teniente de alcalde y concejala de Recursos Humanos, aprobar la necesaria Relación de Puestos de Trabajo (RPT), documento importantísimo para regularizar y organizar al personal municipal.
 
Casi dos años después de esa promesa incumplida, no solo no ha aprobado la RPT, sino que vuelve a las formas de tiempos pasados, al nombrar por decreto hasta tres encargados de departamento. Estos nombramientos conllevan la asignación de pluses salariales, creando favoritismos y privilegios dentro de la plantilla, con el agravante de hacerlo sin ningún tipo de concurso ni procedimiento interno, y sin haberlo consultado siquiera con el Comité de Empresa.
 
Coalición Canaria La Oliva, quiere dejar claro que "nuestra formación no tiene nada en contra de estos trabajadores, pues seguramente responderán a estos nombramientos con un esfuerzo extra y un buen trabajo, pero sí nos oponemos rotundamente a las formas, que como es lógico, han creado un gran malestar en el resto de la plantilla". 
 
Siendo alcalde Isaí Blanco, en 2019 se le asignó a la hoy alcaldesa la tarea de aprobar la RPT como responsable de Recursos Humanos.  A día de hoy sigue gestionando esta área sin que hayamos visto un solo avance en el documento. La alcaldesa demuestra con sus actos que no le importan los trabajadores, y que prefiere tener una plantilla sin puestos regularizados porque es más fácil de controlar. 
 
El personal municipal lleva décadas esperando por una RPT, y los vecinos también porque tener una plantilla regularizada le da seguridad y estabilidad a la administración. Aprovechar la inestabilidad de los trabajadores es lo que hacen los políticos a los que no les interesa que estar controlados por funcionarios con plazas consolidadas.