google.com, pub-1060934438379655, DIRECT, f08c47fec0942fa0

ANUNCIOS


Pleno del Cabildo de Fuerteventura acuerda iniciar la redacción del Plan Territorial para establecer los criterios de implantación de energías renovables

 


El Pleno del Cabildo de Fuerteventura ha aprobado hoy, viernes, día 30 de julio, dar inicio a la elaboración del Plan Territorial Especial para la implantación de infraestructuras energéticas (parques eólicos, plantas fotovoltaicas y termosolares), un instrumento de ordenación que permitirá planificar la instalación de energías alternativas, evitando la dispersión y el reparto indiscriminado de estos sistemas por todo el territorio insular.
 
De esta manera, la Corporación insular mantiene su apuesta firme por la implantación de energías renovables, pero conforme a unos criterios que eviten el modo en que se están implantando en la actualidad, próximas a núcleos poblacionales y/o zonas de valor ambiental.  

Para su elaboración, se contará con la participación de colectivos, asociaciones y ciudadanía, a fin de definir criterios compatibles con la protección del medio ambiente y la defensa de los intereses y derechos de la ciudadanía, dando respuesta así a la preocupación que manifiesta actualmente la sociedad majorera, contraria a una implantación indiscriminada.
 
Para el presidente del Cabildo, Sergio Lloret López, ‘es necesario empezar a acotar la libertad casi absoluta que hay ahora, estableciendo criterios sobre las condiciones de implantación de renovables. Por ello, desde el grupo de gobierno lo que planteamos es una hoja de ruta que haga compatible el impulso de las renovables con su ordenación y regulación’.
 
La elaboración del Plan Territorial Especial irá en paralelo con la del PIOF y con la redacción de ordenanzas provisionales, que serán, éstas últimas, los primeros instrumentos en vigor para esta ordenación, donde el Cabildo fijará criterios generales de implantación que eviten esta dispersión indiscriminada. 


Para ello se requiere asimismo la modificación del artículo 6 bis de la Ley Eléctrica, ‘algo que debe hacer el Parlamento de Canarias y que ya le hemos solicitado. 


El Gobierno de Canarias debe dejar de tomar decisiones unilaterales, como la de la línea eléctrica a Gran Tarajal, sino escuchar a los cabildos y ayuntamientos, a lo que quiere la sociedad de Fuerteventura’, continúa el presidente Sergio Lloret López. 
 
Con el inicio del Plan Territorial Especial, el Cabildo podrá comenzar, además, la suspensión cautelar de otorgamiento de licencias, que se hará efectiva hasta que entren en vigor las citadas ordenanzas, cuya elaboración ya está en marcha. 


‘El sector energético nos ha trasladado su preocupación por esta suspensión cautelar, pero ya les hemos aclarado que no supone la detención de los expedientes que ya están en marcha. 


Lo que se suspende es el otorgamiento de licencias’, explica Lloret, que añade que ‘es una decisión difícil, pero creemos que Fuerteventura necesita esta suspensión cautelar, que no va a poner en riesgo ninguna de las inversiones, sino facilitar que estas se hagan respetando el territorio y la población de la Isla’. Lloret añadió además que ‘se trabajará de la mano de colectivos, asociaciones, instituciones y, por supuesto también, las empresas del sector energético’.
 
De esta suspensión se exceptúan las instalaciones vinculadas a modalidades de suministro con autoconsumo, sin o con excedentes y ubicadas en suelos urbanos, suelos urbanizables en curso de ejecución de la urbanización o las instalaciones de generación de energía fotovoltaica en la cubierta de instalaciones, construcciones y edificaciones existentes en cualquier categoría de suelo rústico, como uso complementario,  sin sujeción a los límites previstos en el artículo 61.5 de la Ley 4/2017, de 13 de julio, del suelo y los espacios naturales de Canarias.
 
Por su parte, la vicepresidenta primera y consejera de Sostenibilidad Medioambiental, Lola García, señaló que ‘las energías no son limpias si no son respetuosas con los valores naturales de la Isla, su paisaje, su gente y su forma de vivir. La implantación de estos sistemas debe ir de la mano de colectivos, ciudadanía e instituciones públicas’.
 
Desde el Grupo Popular, su portavoz Jessica de León insistió en la necesidad de ‘dejar de crispar a la sociedad. Dejemos de hacer discursos demagógicos y cambiémoslos por otros más técnicos. El gran enemigo de la sostenibilidad somos nosotros con debates políticos que confunden a la ciudadanía. Renovables, sí. Avanzar, regular y nunca paralizar', concluyó la consejera insular.