google.com, pub-1060934438379655, DIRECT, f08c47fec0942fa0

ANUNCIOS


Lanzarote.- Mario Cabrera ( CC ) urge una solución para el alojamiento de estudiantes en la Residencia del Marítimo Pesquero en Arrecife

 


El diputado del Grupo Nacionalista Canario, Mario Cabrera, ha instado a la consejera de Agricultura que busque soluciones y alternativas para mejorar el alojamiento de estudiantes en la Residencia del Instituto Marítimo Pesquero, en Arrecife, que “se encuentra con complicaciones para dar respuesta a la amplia demanda de estudiantes que quieren cursar sus módulos”.
 
Dadas las circunstancias de la pandemia, se han suprimido las habitaciones compartidas por lo que se ha restringido el acceso a los menores de edad “sin tener en cuenta que muchos jóvenes cumplen los 18 años a lo largo del curso escolar; y otros, de 16 y 17 años, tienen las condiciones académicas y económicas para acceder a este alojamiento”.
 
La calidad de la formación del centro atrae a muchos estudiantes de otras zonas y de otras islas por lo que Cabrera planteó la necesidad de estudiar la posibilidad de disponer de más locales que pudieran ampliar el servicio y garantizar así las posibilidades de estudio en las ramas elegidas.
 
Asimismo, y en un segundo paso, se debería considerar distribuir algunos de esos módulos, los que más aceptación tienen, en otras islas, como el caso de Fuerteventura, para hacer más accesible esta formación especializada.
Jaulas acuícolas
Por otra parte, Oswaldo Betancort solicitó también a la consejera “prontitud a la hora de la retirada de jaulas y demás infraestructura acuícolas entre Punta Gorda y Playa Quemada (Yaiza), una vez finalizada la autorización administrativa temporal para la empresa explotadora de un establecimiento de acuicultura.
 
Además de dejar la zona libre y absolutamente limpia el día de la conclusión del contrato, el próximo 2 de agosto, Betancort recordó que, tal y como figura en la memoria ambiental, “la empresa tiene que encargarse del dragado de los fondos marinos cuando se retiren las jaulas y dejar la zona libre de lodos y restos que se hayan podido acumular durante estos años de actividad”.
 
En ese sentido, el diputado mostró su oposición a que este proyecto tenga continuación en la isla de Lanzarote, “porque podemos demostrar sus nefastas consecuencias, pues hemos sufrido durante 20 años, que tal y como dicen los pescadores de la zona: se han cargado un caladero tradicional de pesca que daba sustento a muchas familias de pescadores”.
 
A lo que habría que añadir la contaminación de las aguas y de sus playas, los escapes de los peces, la proliferación de especies peligrosas como tiburones y marrajos, “lo cual nos ha hecho tristes merecedores, hoy mismo, de una Bandera Negra por parte de Ecologistas en Acción, debido a la contaminación orgánica que la concesionaria viene provocando desde el 2011”, concluyó.