google.com, pub-1060934438379655, DIRECT, f08c47fec0942fa0

ANUNCIOS


Cabildo Fuerteventura hace un llamamiento nacional para reducir las comisiones de sus cuentas y las de las entidades locales

 

El Cabildo de Fuerteventura ha solicitado a la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) habilitar mecanismos que reduzcan las excesivas comisiones que las entidades locales pagan por sus depósitos. Con ello, lo que se ahorrará con esta medida se destinaría a la tan necesaria reactivación económica. En escrito dirigido al presidente de la entidad, la vicepresidenta primera y consejera de Hacienda y Promoción Económica, Lola García, le propone adoptar soluciones comunes a una problemática que afecta a todas las entidades locales.
 
Con este llamamiento a nivel nacional, el grupo de gobierno apuesta por que el dinero público duerma a coste cero, evitando esta sangría económica en las cuentas locales. El texto se ha remitido también a la Federación Canaria de Islas (FECAI) y a la Federación Canaria de Municipios (FECAM), para que se sumen a esta iniciativa de la Corporación insular
 
‘No tiene sentido -explica el presidente de la Institución insular, Sergio Lloret- que en las actuales circunstancias, en las que cada euro debe invertirse en medidas de reactivación y ayuda al tejido empresarial, tengamos que pagar por ahorrar’. El actual sistema fiscal aplicable en la administración pública ha permitido que las entidades locales hayan acumulado un importante excedente de tesorería en la última década, que en el caso del Cabildo asciende a 180 millones de euros.  Sin embargo, desde el año pasado los bancos han empezado a cobrar a las entidades locales comisiones de entre un 0,4 y un 0,5% del saldo diario por los depósitos que mantienen en sus cuentas corrientes. Esto supone una excesiva carga diaria de intereses que podría suponer, en caso de que no se corrija la situación, unos 750.000 euros al año.
 
Según Lola García, ‘como administración pública tenemos el deber de invertir todos nuestros recursos en la reactivación de la economía y una carga tan elevada de intereses perjudica gravemente esta finalidad. Lo que no es de recibo es que el Cabildo esté pagando por sus ahorros. No es admisible que el dinero público se esfume, en lugar de invertirse en la ciudadanía, que es quien verdaderamente lo necesita’, explica la consejera insular en su escrito.