google.com, pub-1060934438379655, DIRECT, f08c47fec0942fa0

ANUNCIOS

Fármaco plitidepsina muestra resultados prometedores contra el SARS-CoV-2 en células y ratones



 Aplidin es el nombre comercial de la plitidepsina, el fármaco fabricado por PharmaMar y estudiado como tratamiento contra la covid. / EFE/David Fernández
Experimentos in vitro e in vivo con plitidepsina muestran una eficacia más potente que con el fármaco remdesivir, el único antiviral aprobado como tratamiento de la covid-19. 


PharmaMar, empresa que fabrica este medicamento en España, está negociando más ensayos para estudiar su eficacia.

  
  

Una investigación publicada en el último número de Science demuestra que la plitidepsina logra reducir de manera considerable la carga viral del SARS-CoV-2 en modelos de células humanas y en ratones.

Los resultados muestran que, en estos modelos preclínicos, el medicamento es más potente contra la covid-19 que el remdesivir, el único antiviral que ha sido aprobado como tratamiento de esta enfermedad. PharmaMar, empresa española fabricante de la plitidepsina, ya ha garantizado que estudiará su eficacia como terapia anticovid con ensayos en humanos en fase III.

La plitidepsina es un principio activo anticancerígeno de origen marino que se obtiene de la ascidia (Aplidium albicans) que provoca la destrucción de células tumorales a través de un proceso conocido como apoptosis. Este fármaco había sido evaluado como antitumoral frente a distintos tipos de cáncer, fundamentalmente contra el mieloma múltiple, explican los profesores de farmacología Francisco López-Muñoz y José Antonio Guerra en The Conversation.

La actividad antiviral de la plitidepsina se produce al actuar sobre la proteína eEF1A, que está presente en células humanas y que es utilizada por el coronavirus para reproducirse e infectar a otras células. La estrategia de otros antivirales como remdesivir es la de ‘atacar’ a una proteína del propio virus, que tiene más posibilidades de mutar y, por tanto, volverse resistente al fármaco.

Plitidepsina actúa sobre la proteína eEF1A, presente en células humanas y que es utilizada por el coronavirus para infectar a otras células

 

En este estudio, la plitidepsina ha demostrado una actividad contra el coronavirus 27,5 veces más potente que el remdesivir en células humanas in vitro. Así, el artículo señala que la plitidepsina in vitro demostró “una fuerte potencia antiviral, en comparación con otros antivirales contra el SARS-CoV-2, con una toxicidad limitada”.

En paralelo, los investigadores han probado el fármaco en ratones infectados con SARS-CoV-2. Los roedores que recibieron el principio activo de manera profiláctica redujeron su carga viral e inflamación pulmonar de manera considerable, en comparación con los ratones del grupo control. En los dos modelos animales diferentes de infección por SARS-CoV-2, el ensayo demostró la reducción de la replicación viral, lo que resultó en una disminución del 99 % de las cargas virales en el pulmón de los animales tratados con plitidepsina.

El estudio afirma que, aunque la toxicidad es una preocupación en cualquier antiviral dirigido a una proteína de la célula humana, el perfil de seguridad de plitidepsina está bien establecido en humanos. Las dosis bien toleradas de este fármaco utilizadas en el ensayo clínico de Pharmamar son significativamente más bajas que las utilizadas en estos experimentos de modelos preclínicos.

Ensayo clínico de PharmaMar

En paralelo a esta investigación publicada en Science, la farmacéutica PharmaMar está realizando ensayos clínicos en pacientes con covid-19 que han precisado de ingreso hospitalario. Este ensayo tiene como objetivo evaluar el perfil de seguridad y toxicidad y también la eficacia de plitidepsina.

Tras la publicación de los resultados de estos experimentos in vivo e in vitro, PharmaMar ha asegurado está negociando con diferentes organismos reguladores el inicio de los ensayos de fase III previstos.

Esta publicación ha sido fruto de la colaboración entre PharmaMar y los laboratorios de Kris White, Adolfo García-Sastre y Thomas Zwaka, en los Departamentos de Microbiología y de Biología Celular, Regenerativa y del Desarrollo, en la Icahn School of Medicine; de Kevan Shokat y Nevan Krogan, en el Instituto de Biociencias Cuantitativas de la Universidad de California San Francisco, y de Marco Vignuzzi en el Instituto Pasteur de París, según ha detallado la farmacéutica en un comunicado.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons.