google.com, pub-1060934438379655, DIRECT, f08c47fec0942fa0

ANUNCIOS

En Fuerteventura unas 140 pardelas han sido rescatadas hasta ahora por el Cabildo durante la presente campaña de protección de la especie



Alrededor de 140 pardelas han sido rescatadas y liberadas hasta ahora por el Cabildo de Fuerteventura, a través de la Consejería de Medio Ambiente, en la presente Campaña de protección de la Pardela Cenicienta (Calonectris diomedea borealis) de 2020. 


Estos ejemplares han sido recuperados gracias a la colaboración ciudadana e institucional, la mayor parte de ellos en los municipios de la zona norte de la Isla.

 

En el día de hoy, jueves, día 5 de noviembre, el área de Medio Ambiente del Cabildo ha procedido a la suelta de trece ejemplares rescatados en el marco de esta campaña, que se extiende durante los meses de septiembre, octubre y noviembre, los meses más críticos para la especie por encontrarse amenazada por los depredadores, la caza ilegal o los deslumbramientos.

 

A finales de octubre, esta ave marina aprovecha la oscuridad de la noche y sale de los nidos para dirigirse al mar, guiados por la luz de la luna. Sin embargo, debido a la contaminación lumínica, la pardela se deslumbra, desviando su trayectoria natural para dirigirse hacia las poblaciones, donde chocan con obstáculos como farolas, edificios o coches, cayendo al suelo. Aunque no hayan sufrido heridas, estos animales no son capaces de levantar el vuelo por sí solas, precisando de ayuda para ello.

 

La consejera del área, Marlene Figueroa, recuerda que la colaboración y coordinación entre las administraciones y organismos públicos, asociaciones, colectivos, centros turísticos y ciudadanía en general es fundamental para la conservación y protección de la especie.

 

En el caso de hallarse un ejemplar, el ciudadano/a debe informar llamando al 112 (Servicio de Emergencias), facilitando la mayor información posible sobre el lugar exacto y las circunstancias del hallazgo, así como un teléfono de contacto para cualquier aclaración que se precise. Se recomienda asimismo recoger la pardela con mucho cuidado, especialmente con el pico, taparla con una toalla o similar y meterla en una caja con ventilación, retirar la toalla, cerrar la caja y mantenerla en un lugar tranquilo. No se le debe suministrar ningún tipo de alimento al animal, ya sea sólido o líquido, y aunque se observe que el ave se encuentra en buen estado, no se debe proceder a su liberación.

 

La consejera de Medio Ambiente ha destacado además la importancia de promover una iluminación inteligente en la Isla que evite la contaminación lumínica, para preservar especies emblemáticas como las pardelas, especialmente en una Isla que es Reserva de la Biosfera y Reserva Starlight.

 

Publicar un comentario

0 Comentarios