google.com, pub-1060934438379655, DIRECT, f08c47fec0942fa0

ANUNCIOS

Periodico británico The Guardian publica artículo sobre la seguridad post Covid-19 en Fuerteventura



El prestigioso periódico The Guardian formó parte del viaje organizado por el Gobierno de Canarias y la Organización Mundial de Turismo (OMT) que tuvo lugar entre el 8 y 12 de julio para validar los protocolos sanitarios que se están implementando en las Islas Canarias para convertirse en un destino seguro frente a la pandemia Covid-19. 

La comitiva que visitó la isla estuvo formada por el director de cooperación técnica de la OMT, Suman Billa, un guía coordinador del Gobierno de Canarias y ocho periodistas, entre ellos el redactor británico pero afincado en Gran Canaria Matthew Hirtes del diario The Guardian, quien ha publicado el siguiente artículo sobre Fuerteventura.

Con el título “Vuelo seguro, hotel impecable y mascarillas por todas partes: Canarias reabre al turismo” y el siguiente texto:

El hotel de cuatro estrellas Lemon & Soul Cactus Garden, perteneciente al Grupo Meeting Point, había estado abierto desde el 8 de julio y se sentía tan inquietantemente silencioso como los 26 km de playa y su arena color vainilla. 

Aquí, y en otros hoteles, los huéspedes tienen que usar los ascensores individualmente (a menos que compartan una habitación) y seguir una ruta unidireccional alrededor del restaurante para evitar el contacto innecesario con otros visitantes. Hay desinfectante de manos en todas partes. Todo parece impecablemente limpio. 

En el bar de la piscina me encuentro con dos de los primeros turistas británicos que regresan del hotel: la pareja de Coventry, Trevor y Claire, me dijeron que no contemplaban quedarse en casa porque querían "descansar y relajarse en un clima mejor que el que garantiza el Reino Unido" después de pasar el confinamiento cuidando a personas mayores dependientes. 

Dicen que se han sentido más alentados por la cálida bienvenida del personal. Por ejemplo: "¿eres inglés? No hay problema. Podemos conseguirte una tetera. Noelia Delgado, la alegre gerente del hotel, ejemplifica esta actitud proactiva. 

Su jefe en el grupo de Meeting Point Hotels, Bernardo Losada, me cuenta todo acerca de la alianza del grupo con los laboratorios de higiene y las compañías de estándares internacionales para asegurar una certificación POSI (Prevención de la propagación de infecciones) para cada hotel, y cómo diariamente hay una etiqueta de verificación en cada habitación por cada nuevo huésped.

También en el otro lado de la isla, al norte en Corralejo, se podría pensar que los clubes nocturnos están condenados en estos tiempos, pero Ian Downs, propietario del Reflex Disco del complejo, dice que los grupos en el interior están limitados a ocho personas, y poner una terraza exterior ha mejorado la experiencia del usuario. "La mayoría de las empresas aquí están siguiendo unas pautas y eso está teniendo un impacto positivo en las personas que ven a Corralejo como un destino seguro".

Las Islas Canarias en su conjunto se han posicionado como un "laboratorio global para el turismo seguro", el eslogan Fortaleza Canarias que refleja el hecho de que esta es una de las regiones menos afectadas de España. 

No ha habido muertes relacionadas con el Covid-19 en Fuerteventura, pero el confinamiento fue duro. 

Carlos Ortega, el funcionario encargado de crear un nuevo protocolo de seguridad para empresas de ocio, me dice: “El turismo aporta € 7 millones al archipiélago todos los días, y 300.000 familias en las islas dependen de esta industria como fuente de ingresos. 

El plan A de Canarias es el turismo ". Según su protocolo, Fuerteventura ha tenido que reducir la capacidad en las excursiones populares en barcos y en las muchas granjas de Aloe Vera, cuyo producto se utiliza en desinfectantes para manos. "Reactivaremos el turismo lo antes posible ya que nuestra temporada alta es invierno", dice Ortega.

Otro pasajero del "vuelo seguro", Suman Billa, director técnico de la OMT, dice que Canarias se había puesto en contacto con la OMT por su experiencia, y que las lecciones aprendidas a su regreso tras la prueba podrían aplicarse a otras regiones turísticas. 

"El archipiélago encaja bien, ya que es un entorno bastante controlable". Agrega que este año es probable que las llegadas de turistas internacionales disminuyan entre un 60% y 80%. 

“El sector no tiene el lujo de esperar a que se desarrolle una vacuna para reiniciarse. La clave es ver cómo podemos controlar el riesgo a través de protocolos sólidos de higiene y seguridad ".

Tanto Ortega como Billa siguen siendo cautelosamente optimistas de que los turistas regresarán a Canarias. 

El presidente de las islas, Ángel Víctor Torres, está de acuerdo: "Entre este mes y el próximo, el 50% de los hoteles en las Islas Canarias estarán abiertos, y algunos establecimientos disfrutarán de tasas de ocupación de hasta el 80%".

 Las Canarias siempre han ofrecido sol, arena y seguridad. Hace unos años, su serena reputación recapturó a los viajeros poco dispuestos a confiar en destinos más volátiles afectados por la Primavera Árabe. 

La única molestia leve es la mascarilla; obligatorio en todas las áreas comunitarias interiores y exteriores donde la distancia de seguridad de 1,5 metros es imposible de mantener o si está bebiendo o comiendo. 

Pero esto solo hace que el aire libre sea aún más atractivo, especialmente las kilométricas y doradas playas de arena que en Fuerteventura parecen más largas y anchas que en cualquier otro lugar de Europa.



Foto de Piedra Playa (Cotillo) con el siguiente texto:
No se requiere mascarilla ... las enormes playas de
Fuerteventura se sienten seguras y libres.”
Fuente: The Guardian

Publicar un comentario

0 Comentarios