google.com, pub-1060934438379655, DIRECT, f08c47fec0942fa0

ANUNCIOS

Fuerteventura.- CC exige a Blas Acosta que depure reponsabilidades por el “regalo” de una quincena de vehículos propiedad del CAAF.




El grupo de Coalición Canaria en el Cabildo de Fuerteventura exige a Blas Acosta que aclare y depure responsabilidades con su consejero de Aguas, Carlos Rodríguez, por permitir que durante el pasado fin de semana alrededor de una quincena de vehículos (todo terrenos, camionetas y maquinaria pesada) propiedad del Consorcio de Aguas de Fuerteventura (CAAF) hayan sido trasladados a un solar privado para su despiece y desguace, sin ningún tipo de autorización por escrito, ni contrato, ni expediente de venta o encargo.

AM-CC reclama por lo tanto a Blas Acosta como máximo responsable del CAAF que dé instrucciones para poner en marcha de forma inmediata el expediente informativo pertinente, para aclarar todo lo sucedido y definir las responsabilidades administrativas y políticas que puedan existir.

También exige a Blas Acosta que ponga en conocimiento de las autoridades judiciales competentes estos hechos. A fin de que se señalen las posibles responsabilidades en la vía que corresponda, para asegurar la titularidad pública de los vehículos, su enajenación siguiendo el cauce administrativo reglamentado y la adecuada gestión ambiental de los mismos.

Los hechos fueron conocidos a partir de una denuncia pública del grupo del Partido Popular, en la que alertaba sobre el traslado de estos vehículos desde la nave de almacenamiento del CAAF en El Charco hasta un solar privado de Triquivijate, donde al parecer estaban siendo despiezados.

A raíz de ello, Coalición Canaria ha podido contrastar que este traslado de vehículos se realiza sin que se haya aprobado ni aplicado ningún tipo de expediente de venta de los vehículos. De hecho, el expediente de enajenación comenzado a tramitar durante la pasada legislatura por iniciativa del anterior consejero, no se retomó por el actual grupo de gobierno del pacto PSOE, Podemos, NC, AMF y UPB.

No consta, por lo tanto, ningún tipo de acuerdo o decisión de los órganos de gobierno del CAAF sobre la enajenación, venta o cesión de estos vehículos a ningún particular. Pese a ello, estos vehículos han venido siendo acumulados durante los últimos días en un solar privado de Triquivijate, sin que tampoco exista ningún tipo de autorización ambiental o industrial para este fin.


En dicho solar se ha procedido al despiece de algunos de estos vehículos, sin que tampoco conste la necesaria autorización, encargo o acuerdo por parte del CAAF para que un particular pueda despiezar estos vehículos.

CC recuerda a Blas Acosta que tampoco se ha hecho ningún tipo de concurso público o licitación para el traslado, acumulación y despiece de estos vehículos propiedad del CAAF.

Tampoco existe informe técnico alguno relativo al estado de estos vehículos antes de salir del recinto del CAAF, ni sobre las características del solar al que se enviaron para que pudiera desempeñar correctamente la funcionalidad de almacén o taller. Ni siquiera existe informe técnico alguno con la relación de piezas obtenidas del despiece de estos vehículos en un recinto privado. Ni sobre el destino dado o que se dará a estas piezas.

Por lo tanto, Carlos Rodríguez en primer lugar como consejero delegado del CAAF, y Blas Acosta en segundo lugar como presidente del CAAF, son responsable de este “regalo” de vehículos de titularidad pública, que requiere ya de la pertinente investigación.



Publicar un comentario

0 Comentarios