google.com, pub-1060934438379655, DIRECT, f08c47fec0942fa0

ANUNCIOS

Lola García, primera mujer que preside el cabildo de Fuerteventura en toda su historia

Lola García se convirtió este mediodía en la primera mujer que accede a la presidencia del Cabildo de Fuerteventura en sus 106 años de historia, tras una veintena de hombres que hasta el momento habían desempeñado estas funciones.

Junto a Lola García el grupo de gobierno de Coalición Canaria está integrado por los compañeros David de Vera, Rita Darias, Rayco de León, Adargoma Hernández, Jonathan Gil y Pedro Martínez.





Tras la toma de posesión, Lola García pasó a presidir el Pleno de constitución del Cabildo de Fuerteventura y tras agradecer el respaldo recibido por los vecinos de la Isla, indicó en su discurso:

“… Tenemos un gran trabajo por delante. Una responsabilidad compartida ante la que sé que vamos a responder con solvencia. Por eso quiero reiterar ante este Pleno la invitación al diálogo y a la búsqueda de acuerdos a todos los grupos políticos. Desde el primer momento les he expresado personalmente nuestra disponibilidad a dialogar por el bien de Fuerteventura. Sin líneas ni límites de ningún color. Y esta misma disponibilidad la mantendremos cada uno de los días que integrarán esta Legislatura.

Encabezo un gobierno insular de cambio. Cambio para progresar: en nuestro desarrollo económico, garantizando las sostenibilidad de nuestro territorio; aprovechando los aciertos de todos los que nos precedieron, pero renovando o adoptando nuevas decisiones que se corresponden con el tiempo que nos toca vivir, a los retos que tenemos que afrontar”.

Un gobierno que nace de escuchar precisamente a nuestros vecinos y vecinas; y que tiene sus objetivos fijados en avanzar hacia una sociedad majorera contemporánea, moderna y, sobre todo, justa con los derechos de las personas que la integran.

(...)

La prioridad, en definitiva, es ayudar a proporcionar calidad de vida a la ciudadanía de la Isla y contribuir con ello al avance de Canarias. Venimos de vivir cambios muy importantes en Fuerteventura durante las últimas décadas.


Fuimos un pueblo emigrante, obligado a abandonar la Isla para sobrevivir. Hoy generamos riqueza. Nuestra población crece constantemente. Cada día somos más y por eso es necesario crecer en infraestructuras y servicios públicos...
Por eso nuestro reto más urgente está en la atención a las personas.

Para ello planteamos un plan de trabajo desde el Cabildo que permita dar respuestas a las demandas de nuestros mayores. Con la actualización de recursos sociosanitarios y previendo las necesidades de las próximas décadas.
Necesitamos completar una red de servicios de primer nivel para atender a nuestros mayores.
Hoy, las respuestas para los mayores son la mejor garantía para el futuro de todos.
Su sabiduría nos ayudará a crecer.

Desarrollaremos una línea de apoyo a la empleabilidad de personas en exclusión social y con discapacidades.

La estabilidad en los servicios y convenios de atención a grupos sociales con necesidades específicas es una obligación firme.

Trabajaremos a partir de dotación presupuestaria y recursos de manera fija. Para que los servicios y, sobre todo, la atención a demandantes y a sus familiares no se resienta cada año.

La labor de las ONG’s, asociaciones y familiares es de vital importancia.
No puede estar sometida a la incertidumbre de las subvenciones anuales, que por su propia naturaleza generan retrasos y trabas administrativas. Vamos a cambiarlo.

Vamos a contribuir a dinamizar el mercado de la vivienda de acuerdo con los intereses vecinales de la Isla, no de los bancos e inmobiliarias que acumulan edificios y urbanizaciones cerradas.

Junto a los ayuntamientos y Gobierno de Canarias activaremos bolsas de viviendas a precios razonables.

Nos comprometemos para hacer un seguimiento permanente a los servicios sanitarios en la Isla. El Cabildo liderará este trabajo con constancia.
Contribuyendo, pero también exigiendo calidad.
El Hospital Insular está en plena expansión, incluyendo el búnker de Oncología, Hemodinámica, Salud Mental...
En estos últimos años se han hecho importantes avances y mejoras, pero no nos conformamos.

Nos faltan más servicios, más especialidades, más infraestructuras…

No vamos a parar de seguir creciendo y mejorando.

Y junto a ello, consultorios locales, centros de especialidades, centros de salud, servicios de urgencias…

Todo es poco en materia sanitaria.

Nosotros tenemos bien claro que en nuestro programa de trabajo el principio básico es que la riqueza de nuestra sociedad reside en sus personas y, sobre todo, en la forma en que éstas se organizan y trabajan socialmente.


En Fuerteventura conviven muchos colectivos sociales, deportivos, juveniles, ambientales, culturales... que de forma cotidiana desarrollan un trabajo que muchas veces no valoramos.

Hay que reconocer con justicia el trabajo y las horas que empeñan muchos entrenadores y muchas entrenadoras, directivas,animadores y animadoras culturales, terapeutas, amantes de la artesanía y del medio ambiente... ellos son de verdad las gentes que hacen la Isla.

El trabajo que realiza el colectivo LGTBI en defensa de la igualdad y el respeto a la identidad sexual es imprescindible para mejorar la sociedad majorera.

Nos orientan en medidas y acciones concretas en Políticas de Igualdad y Diversidad que se deben poner en marcha para seguir avanzando en la igualdad social y jurídica de personas LGTBI.


Lo que quiero indicar con esto es que vamos a estar al servicio de los colectivos.

Porque la sinergia colectiva permite multiplicar la energía que a título individual podemos ofrecer.

Con todas y todos, Fuerteventura será mucho mejor.

Queremos desarrollar una línea de trabajo para facilitar que centros de investigación, universidades y entidades de innovación de ámbito internacional puedan desarrollar seminarios, encuentros y talleres en Fuerteventura.

Traer conocimiento y ciencia contribuirá a generar un futuro diverso para nuestra gente, relacionado con el campus universitario asociado al Parque Tecnológico de Fuerteventura.

El Parque Tecnológico de Fuerteventura se desarrollará más allá de la actividad desde el punto de vista empresarial. Vamos a convertirlo también en una herramienta de promoción social.

Entendemos que el futuro próximo de Fuerteventura tiene que evolucionar hacia la sociedad del conocimiento, eso nos permitirá generar nuevas economías y también diversificar la estructura de nuestra sociedad.

Hablemos de sociedad y de crecimiento.

Pero hablemos del crecimiento que de verdad nos preocupa y necesitamos.
Vamos a proporcionar ayuda técnica y más recursos a los equipos y colectivos que trabajen con los jóvenes.

Hay que avanzar hacia la gratuidad del deporte en la base, especialmente para las familias con menos recursos. Porque es la mejor inversión que podemos hacer en salud y en calidad de vida.

Este es el crecimiento que queremos para Fuerteventura. Calidad de vida.

Por eso necesitamos actualizar la red de instalaciones polideportivas.




Por eso, la actividad de los clubes y federaciones es imprescindible. Hay que reforzar los apoyos porque ellos son la estructura que sustenta todo el mundo deportivo.

Y es que entendemos que socializar la actividad física y deportiva a todas las edades es la mejor forma de hacer cada vez más saludable a nuestra sociedad.


Esta perspectiva social y de crecimiento en calidad de vida no quiere decir que no necesitemos una autovía moderna y segura.

Claro que trabajaremos por ello y por otras infraestructuras.

Pero teniendo claro que queremos minimizar su impacto sobre el territorio.

La accesibilidad es justicia social.

A partir de ahora va a ser un criterio básico de funcionamiento, en cada obra, en cada edificio, en la calles y aceras, en nuestras ciudades y pueblos.

La accesibilidad no es una opción a valorar, es un derecho obligatorio.

Vamos a desarrollar líneas de colaboración con ayuntamientos, colectivos implicados y particulares para que la accesibilidad sea también una clave definitoria de nuestra Isla.

La Reserva de la Biosfera de Fuerteventura ha servido para generar conciencia sobre el valor de nuestro entorno. Pero debemos dar un paso más.

Necesitamos más puntos limpios y mejorar la gestión de los residuos, pero sobre todo vamos a trabajar para que cada vez produzcamos menos residuos y seamos capaces de aprovechar todo mejor.

Desde pequeños, en el colegio; en casa; en el trabajo… luchar contra el cambio climático es una obligación de Isla.

Con diálogo e inteligencia acordaremos fórmulas para una gestión razonable de los espacios naturales, respetando usos tradicionales y garantizando su sostenibilidad.

Lo haremos porque estamos empeñados en ello.

Queremos dar un paso más. Energías renovables sí. Todas las posibles.
Pero no en cualquier sitio.

Primero la gente y la Isla, luego las compañías eléctricas. Hay suelo industrial, energético y urbanizado cerca de los núcleos de consumo, que debe ser el prioritario para estos usos.

Los emplazamientos en espacios naturales, en el medio rural, o las montañas pueden resultar más rentables para las cuentas de las empresas privadas, pero socialmente y ambientalmente tienen un impacto que no debemos admitir.








Porque la Isla manda y porque la Isla debe mandar cada vez más.


En esta campaña electoral, y me atrevería a decir que durante toda la legislatura pasada se ha hablado mucho del PIOF, que si carreteras, que si más suelo turístico, que si puentes y túneles..

Miren, nosotros vamos a hacer un Plan Insular para Ordenar el Territorio.
Pero vamos a hacer un Plan Insular para poder convivir todos mejor en esta Isla: nosotros y nuestros hijos e hijas.

Ese es nuestro PIO: el Plan Insular de las personas.

Hemos aprendido de los errores. No queremos ocupar nuevos suelos turísticos ni urbanos. Salvo casos muy puntuales, justificados y a partir de criterios de sostenibilidad.

Hay que renovar núcleos turísticos. Tirar lo viejo y construir mejor sobre el mismo suelo. Ese es nuestro modelo.

El PIOF sí debe servir para ordenar servicios e infraestructuras: energéticas, de comunicaciones, sociales, administrativas…

Planificar el futuro de los vecinos de Fuerteventura, no el de los especuladores con los solares.

¿Es razonable que con tres millones de turistas y 114.000 habitantes sigamos teniendo alrededor de 10.000 personas desempleadas?

¿Es lógico que más del 70% del gasto turístico ni si quiera llegue a la Isla y se quede en manos de grandes mayoristas turísticos internacionales?

Tenemos que repensar la actividad turística en dos claves:

1.- Socializar más y mejor la distribución del rendimiento.

2.- Aportar inteligencia que nos permita diferenciarnos a partir de la calidad en el equipamiento y en la atención personal.

Isla de calidad. Turismo de calidad. En eso nos empeñaremos.

Vamos a desarrollar un modelo que nos encamine hacia la singularidad. Que nos diferencia en la oferta de servicios y en la atención, pero también en la promoción de la Isla.

Incorporaremos un Plan estratégico que permita una mayor eficacia en las medidas de apoyo al sector primario así como la modernización de las explotaciones agrarias.

Nuestro reto será también facilitar la gestión administrativa y de ayudas al sector a través de la extensión agraria, volviendo a recuperar el asesoramiento directo a pie de campo a los agricultores y ganaderos de la isla.

Y al mismo tiempo, garantizar un abastecimiento de agua competitiva al sector y coordinar actuaciones con el Gobierno de Canarias de las inversiones hidráulicas en regadíos y depuración, exclusivas a los agricultores y ganaderos de la isla.




Facilitaremos la incorporación y relevo generacional de jóvenes al sector primario como objetivo principal en las diversas ayudas establecidas en el Plan estratégico insular del sector primario.

Gestionaremos además la continuidad en la reducción de las tasas a los pescadores por ocupar espacios en los puertos de la Comunidad Autónoma.

Ahora, además, hay un marco legal que permitirá diversificar las fuentes de ingreso con actividades de pesca-turismo compatibles con las embarcaciones profesionales habilitadas.
Es un paso importante para socializar también el rendimiento del turismo, que desde el Cabildo queremos complementar con formación y promoción.

Esa es la clave por la que pasa la calidad: apoyo a los pequeños productores y cooperativas para que puedan invertir en mejoras y llegar en mejores condiciones a los mercados.

Esto es un resumen, pero sí les digo que he dejado intencionadamente un punto para el final... No porque sea lo menos importante, sino porque quiero que nos quede a todos bien fresco y lo tengamos presente desde ya.

Y porque además es lo primero que vamos a hacer desde que asumamos formalmente las competencias.

El Consorcio de Abastecimiento de Agua tiene que ser un orgullo para todos los majoreros y las majoreras, porque además es el único servicio insular que se conserva 100% público en Canarias.

Pero necesita mejorar, modernizar redes, nuevos depósitos, reducir pérdidas, nuevos depósitos de cabecera y reguladores, un sistema ágil de subsanación de averías y probablemente una planta de producción nueva en el sur.

Y al mismo tiempo, queremos que todo ello siga siendo 100% de la ciudadanía majorera.

Vamos a mejorarlo no a privatizarlo. Es de la Isla.


En la misma línea queremos trabajar en todas las áreas de la Administración Pública.

La privatización o externalización sólo genera sobrecostes por intermediación y contribuye a degradar las condiciones laborales.

Modernizar, optimizar y aumentar el rendimiento de los servicios públicos para una mejor atención a la ciudadanía.

Tenemos por delante mucho trabajo.

Permítanme un último apunte.

Pescadoras. Dependientas. Tomateras. Peluqueras. Ganaderas. Amas de casa. Agricultoras. Maestras…

Carniceras. Limpiadoras. Camareras de piso. Militares. Cocineras. Alcaldesas y concejalas. Ingenieras. Camareras. Pintoras. Taxistas. Policías. Guardias Civiles. Doctoras. Profesoras. Conductoras de guaguas… y así podría seguir casi indefinidamente…

Han tenido que pasar 106 años para que la sociedad de Fuerteventura pueda añadir a este listado de ocupaciones y responsabilidades lideradas por las mujeres, también el de presidenta del Cabildo.

106 años.

No ha sido fácil.

Han sido 106 años de espera y por eso de alguna manera me gustaría subrayar la relevancia que tiene este hecho para nuestro pueblo.

No voy a ser yo quien le ponga los adjetivos.

Para unos será anecdótico. Para otros un hito histórico.

Para otros simplemente producto de la evolución natural de la sociedad majorera.

Hoy má que nunca recuerdo las sabias palabras de mi madre: “Lola, estudia y trabaja para que no dependas nunca de un hombre y puedas llegar donde tu quieras”.

La mujer majorera actual no es sólo una mujer trabajadora que lucha por conciliar la vida laboral y personal. Sino que también es una mujer consciente del gran poder transformador que tiene y de todo lo que puede hacer para conseguir un mundo más justo y equilibrado. Una Fuerteventura mejor.


Y, permítanme la licencia, termino con una cita de Ortega y Gasset: “Sólo cabe progresar cuando se piensa en grande, sólo es posible avanzar cuando se mira lejos”.

Este grupo de gobierno del Cabildo de Fuerteventura mira lejos.

Muchas gracias.


Publicar un comentario

0 Comentarios