google.com, pub-1060934438379655, DIRECT, f08c47fec0942fa0

ANUNCIOS




Ángel Díaz Arenas : Manuel Vázquez Montalbán: Recuento de una vida y una obra (1939-2003: 15 años después)




Ángel Díaz Arenas
Manuel Vázquez Montalbán:
Recuento de una vida y una obra
(1939-2003: 15 años después)
(Madrid, 2019). Editorial Verbum

Con la redacción y edición de este Recuento (861 páginas) pretendemos alcanzar tres metas: 1) primero, recordar que Manuel Vázquez Montalbán, nacido el martes 14 de junio de 1939, habría cumplido el viernes 14 de junio del año 2019 su 80 aniversario, 2) segundo, deseamos rendir homenaje al escritor e intelectual que falleció la noche del viernes-sábado 17-18 de octubre de 2003, es decir, que en el año de la preparación y edición de este libro (2018/19) se cumplirán, cumplen o cumplieron los 15 (decimoquinto aniversario) de su muerte y 3) tercero, mostrar seis campos (6) de su rica y polifacética actividad -que por razones pragmáticas de comprensión y recepción, presentamos en DOS PARTES, titulándose la PRIMERA: “Vida, textos y contextos” (págs. 43-409), a la que preceden dos notas introductoras y aclaratorias: “A modo de Prólogo” (págs. 9-13) e “Introducción” (págs. 14-40). Debido a lo expuesto, el primer escrito que ofrecemos :
“1. Manuel Vázquez Montalbán y Sánchez Bolín: Su doble, obra y crítica (43-168)”, es presentar al hombre de carne y hueso (a quien conocimos y tratamos) y su real y único desdoblamiento en el afortunado -aunque de escasa presencia- Sánchez Bolín, sin olvidar mostrar algo de su vasta producción y una significativa parte de lo mucho que sobre él y su obra ya está escrito y se está escribiendo [veamos que los días 9-10 Septiembre, 2019 -Birkbeck, University of London- que la Asociación de Estudios Manuel Vázquez Montalbán, en colaboración con el Centre for Iberian and Latin American Visual Studies (CILAVS), convoca su QUINTO CONGRESO SOBRE EL AUTOR BARCELONÉS] incluso con un doble y sucesor -suplente literario- Carlos Zanón; el segundo:
“2. Pepe Carvalho y su «familia»: Ficción y realidad (169-270)”, pretende presentar brevemente a su delegado ficticio en sus libros de la «Serie Carvalho», es decir, a ese émulo de «Marlowe» que desempeña la función de detective privado y que se llama en la ficción de dichos textos «Pepe Carvalho» y aprovechamos la ocasión para establecer una breve nómina de aquellos personajes y acompañantes (su «familia» y «Comedia Humana») más importantes y cercana que conviven con él sus vivencias; el tercero:
“3. Sus dos últimos libros: La Aznaridad y Erec y Enide (271-319)”, muestra los temas tratados en ambos y al hacer esto ilustramos dos grandes campos de su actividad, «cultura» y «política», que, como veremos, no se riñen, sino al contrario se suman y complementan; en el cuarto, ”4. Milenio I y II: La vuelta al mundo en 200 días (320-405)”, le acompañamos en su viaje alrededor del mundo y al hacer esto observamos que el final de su Milenio II ya anuncia un final, aunque no exactamente el de su vida propia, como verdaderamente ocurrió en la realidad humana y vivencial; cerramos esta PRIMERA PARTE con una “Conclusión (406-409)”.

 Componiéndose la SEGUNDA PARTE, llamada “Cultura, Historia y Política” (págs. 411-777) de dos apartados, de modo que en el 5) quinto de éstos, “5. Intercultura: Obras propias y ajenas (413-519)”, presentamos algunos ejemplos escogidos de su mundo cultural («literatura y arte») y al hacer esto aunamos «teoría» y «práctica», como lo merece el campo de la metatextualidad e intercultura; tal vez el 6) sexto, “6. «Contra Franco estábamos mejor»: Crónica sentimental de la historia de España (1975-2008/2019) (520-772)”, y último de estos escritos sea el que mejor le honre y rinda homenaje al hacer un recorrido a través de la «historia de España» y esto guiados por su pluma y mano, SEGUNDA PARTE que cerramos con una “Conclusión (773-777)”. 
Dos (II) Partes y seis (6) apartados a los que siguen una “Conclusión general (774-777)” y una “Bibliografía (778-861)”, siendo esta última más amplia que los títulos que citamos -por lo que podría considerarse general (“en el buen sentido de la palabra”)-, ya que ella responde y corresponde a casi todos los títulos que hemos consultado, recopilado y utilizado desde que iniciamos el estudio de su obra hacia los años 1991-1992 (hablaremos al final), lo que ocurrió en la lejana Universidad Fu Jen de Taipei en Taiwan. 
Esto quiere decir que la meta de este escrito es recordarle, homenajearle y presentarle como hombre y autor: es (repetimos) un Recuento (por no decir balance), a saber, una «realidad y deseo». Recordemos la reciente edición de su Poesía Completa (Memoria y Deseo), cuya sinopsis editorial del libro informa lo siguiente: “MANUEL VÁZQUEZ MONTALBÁN (Barcelona, 1939-Bangkok, 2003) cultivó con enorme éxito la novela, el periodismo, el memorialismo colectivo y el ensayo, pero el centro de su vocación literaria lo ocupó siempre la poesía, caracterizada especialmente por su sentido lúdico y su conciencia cívica, su sagacidad irónica, siempre con notables referencias testimoniales y críticas. 
La poesía de Vázquez Montalbán se revela totalmente unitaria en su concepción y en los temas, y en el rigor estético que la caracterizan a lo largo de los diez títulos que llevan desde Una educación sentimental (1967), hasta el póstumo Rosebud. La presente y definitiva Poesía completa ofrece al lector la obra más esencial de un escritor imprescindible. «Si algún día alguien emprende el estudio de su extensa producción literaria tendría que empezar por la poesía, donde se encuentran la mayoría de las claves para comprender una obra de múltiples resonancias, expresada a través de muy diversos géneros literarios»” [juicio y opinión que le pertenecen al ya difunto J. M. CASTELLET], tema de su producción que tratamos como se merece en este libro último y en otros como hacemos en nuestros Antonio Machado: Poesía y vida. Obra y poética (2017), Federico García Lorca vive en su obra: Tres visiones de una vida pretérita, pero de una obra eterna (2018), etc. 

Escritor difunto cuyo tema historicista siempre fue, es y será como leemos en la página 134 de Milenio Carvalho. I (2004), «Incluso los nacionalismos parten del imaginario de una montaña, tal vez porque está más cerca del cielo. El español arranca de la montaña de Covadonga y el más moderno nacionalismo catalán del Tagamanent, un ex volcán, desde cuya cima el adolescente Pujol prometió la liberación de Cataluña y el odio eterno a los romanos», lo que hace sin cantar el “Cant de la Senyera” y cerrando su estudio, crítica y análisis del devenir de la Historia de España en la página 123 de su mordaz Aznaridad -2003- (no “Asnaridad”) con algunas líneas no exentas de humor, como muestran las siguientes frases: «Cuando yo era rezador por obligación, en aquella España bajo palio y bajo toda clase de hostias, si tocaba rezar el Rosario los misterios que prefería eran los gozosos, porque nunca he sido masoca y me gusta que la gente lo pase bien, incluso de San Miguel Arcángel para arriba». Ahí queda eso. Gracias Manolo y buen viaje. Seguro que desde después de tu llegada San Miguel Arcángel y compañía se lo estarán “pasando monda”.

Publicar un comentario

0 Comentarios