google.com, pub-1060934438379655, DIRECT, f08c47fec0942fa0

ANUNCIOS

Fuerteventura.- Ayuntamiento Tuineje muestra su rechazo a la recepción de las obras inacabadas de Giniginámar por parte del Gobierno de Canarias

     


Las obras, contratadas por la Consejería regional de Turismo, no se ajustan al proyecto inicialmente aprobado ni a las modificaciones solicitadas por el Ayuntamiento de Tuineje. Además, se han detectado algunas deficiencias en la ejecución de las mismas, por lo que el Ayuntamiento entiende que no pueden darse por concluidas


El Paseo Marítimo de Giniginámar surge como un firme compromiso del Grupo de Gobierno del Ayuntamiento de Tuineje por dotar a este enclave marinero de un espacio acondicionado en su litoral, ya que se trataba del único pueblo costero que no contaba con paseo marítimo, dándose, además, las circunstancias de que es la primera acción significativa que se desarrolla en muchos años. 

Se trata, por tanto, “de una obra que se desarrolla gracias al compromiso del Ayuntamiento con Giniginámar, donde la única labor que ha desarrollado el Gobierno de Canarias ha sido la de contratar la obra y recibirla indebidamente”, asegura el Alcalde de Tuineje, Sergio Lloret, quien confirma que, “según una conversación telefónica que mantuve el viernes pasado con el Director General de Infraestructuras Turísticas del Gobierno de Canarias, la obra ha sido recibida sin el visto bueno del Ayuntamiento, además de toparnos ahora de frente con las declaraciones políticas de la Directora General de Promoción Turística que, por encontrarse cerca de las elecciones, trata de quitarle valor y empantanar el esfuerzo realizado por el Ayuntamiento”.

El Paseo Marítimo de Giniginámar es una obra enmarcada dentro del Plan Canarias-Estado para la Mejora de la Competitividad Turística. En este contexto es en el que el Ayuntamiento de Tuineje propuso a principios de legislatura realizar la obra de Giniginámar, asumiendo la redacción del proyecto y el seguimiento administrativo del mismo, hasta obtener el visto bueno de Costas y de Política Territorial.

Paralelamente el Ayuntamiento de Tuineje inicia su reivindicación ante Costas para que en el proyecto se pueda incluir la construcción de una escollera que proteja las casas del frente costero. “Gracias a este esfuerzo que realizó el Ayuntamiento, la obra no solo adquirió viabilidad, sino que, después del temporal del 28 de febrero del año pasado, conseguimos en marzo de 2018, por la  vía de emergencia, la autorización de las obras para la construcción de la escollera”, recuerda Lloret. 

Pero, “a pesar de haber obtenido la autorización de Costas, tras varios años de trabajo y siendo una actuación de emergencia aprobada en marzo, los fondos públicos del Gobierno de Canarias para esta obra de emergencia no llegaron al Ayuntamiento hasta el 28 de diciembre del año pasado”. Esta dilatación en el tiempo fue la que llevó a Costas a caducar la autorización de emergencia conseguida por el Ayuntamiento de Tuineje, por lo que actualmente la Institución local se encuentra en la fase de renovación de dicha autorización.

Con respecto a las actuaciones en la Plaza de Giniginámar, parte de este espacio se encuentra en dominio público, por lo que cualquier obra en ella requiere de autorización de Costas: en este caso en concreto, tanto para la pavimentación de la porción de plaza afectada por el dominio público como para la prolongación de los marcos de drenaje que se han instalado con el fin de desaguar el pueblo en caso de lluvias. La respuesta de Costas a este respecto ha sido que dichas obras tienen que incorporarse a un nuevo proyecto, hecho que se ha comunicado en reiteradas ocasiones al Gobierno de Canarias, sin que se haya obtenido una respuesta positiva.

Sin embargo, y a pesar de las comunicaciones emitidas por el Ayuntamiento de Tuineje, el Departamento de Turismo del Gobierno de Canarias plantea la resolución del contrato y la finalización de las obras es su estado actual. “El Ayuntamiento de Tuineje manifiestó por escrito su total oposición a estas decisiones, solicitando, además, que se tramite un proyecto modificado y un proyecto complementario que incluya la porción de plaza que está en dominio público, así como la prolongación de los caños de drenaje, además del acondicionamiento de la curva de acceso al entorno del Centro Cultural y la pavimentación del desvío provisional que se ha habilitado para el acceso a la urbanización de la zona oeste del barranco”. En este sentido, la última comunicación del Ayuntamiento para reiterar dicha petición fue el pasado 24 de diciembre.

A pesar de todo, la obra ha sido recientemente recibida sin que el Ayuntamiento de Tuineje haya tenido conocimiento de la remisión a la Institución local del proyecto modificado. “Se trata de una obra realizada en el municipio de Tuineje y el Gobierno de Canarias no puede decidir de forma unilateral cómo hacer las obras en nuestro municipio, sobre todo cuando existen zonas con fallos en el drenaje y tramos de obra que no se ejecutaron correctamente”, aclara Lloret, quien añade que “hay partes que, aún a pesar de estar proyectadas, no se han culminado como el soterramiento de los cables de baja tensión”.

Tras la conversación telefónica mantenida con el Director General de Infraestructuras Turísticas, el Ayuntamiento de Tuineje comunicará mediante escrito que no tiene previsto recibir las obras de mano del Gobierno de Canarias hasta que hayan concluido en su totalidad. “Entendemos que no están completamente ejecutadas conforme se había indicado y, además, habiendo financiación, como bien señala ahora una alto cargo de la Consejería de Turismo del Gobierno de Canarias que falta a la verdad al señalar que el Ayuntamiento ha dejado perder la financiación. 

Esto se parece más a que el Gobierno de Canarias ha querido salir cuanto antes de Gininiginámar, sin culminar la obra como debía y pretendiendo trasladar al Ayuntamiento los problemas y la responsabilidad de esta situación. En cualquier caso reiteramos que, en estas condiciones, el Ayuntamiento de Tuineje no recibirá ninguna obra por parte del Gobierno de Canarias y, desde luego, no vamos a permitir que las obras de Giniginámar se den por finalizadas en estas circunstancias”.



Publicar un comentario

0 Comentarios