http://fuerteventuradigital.blogspot.com - GA4 - G-357ZCTSH31 google.com, pub-1060934438379655, DIRECT, f08c47fec0942fa0

ANUNCIOS





Nueva Fuerteventura – Nueva Canarias y el Partido Progresista Majorero, proponen retrasar el pago de las nóminas a los concejales liberados hasta que cobre el personal municipal.

   Los concejales de Nueva Fuerteventura – Nueva Canarias y el Partido Progresista Majorero, Alejandro Jorge y Santiago Callero respectivamente, junto a la concejala María Soledad Placeres, presentarán una propuesta al Pleno del Ayuntamiento de Pájara, consistente en retrasar el pago de las nóminas a los concejales liberados, así como las asignaciones a los concejales de la oposición y a los Grupos Políticos, hasta que cobre el personal municipal.


Esta medida de priorización económica resulta justa a la vez que necesaria, no se puede tolerar que mientras los concejales tienen sus nóminas ingresadas, en cambio exista personal municipal que sufren retrasos en el cobro de sus salarios, lo que les causa graves trastornos económicos.

Es el caso de las entidades mercantiles, algunas en proceso de disolución, sus trabajadores han estados hasta más de cuatro meses sin cobrar, y en lo que respecta al personal de las Escuelas Infantiles, padecen retrasos considerables, por tanto es importante priorizar el pago de las obligaciones del Ayuntamiento.

Por desgracia, este Gobierno conformado por el PSOE y Coalición Canaria es el responsable de esta falta de decisión y capacidad, no han sido capaces de presentar un verdadero plan económico, y esto lleva al Ayuntamiento a tener una imagen de poca seriedad y de Gobierno sin rumbo, a lo único que se dedica es a la improvisación.

Los concejales Alejandro Jorge y Santiago Callero, también proponen que se replanteen los servicios municipales que prestan las empresas privadas, éstas también adeudan salarios a sus trabajadores y no cumplen en su totalidad con los pliegos de condiciones, por culpa claramente de este Grupo de Gobierno, simplemente no exige porque no paga, mirar para otro lado no es la solución. El Ayuntamiento debe pagar y exigir que las empresas cumplan con sus obligaciones.