http://fuerteventuradigital.blogspot.com - GA4 - G-357ZCTSH31 google.com, pub-1060934438379655, DIRECT, f08c47fec0942fa0

ANUNCIOS





“Llevaré la voz de la calle al Senado. Esa visión me la da la continua cercanía con los vecinos”, apuntó Marcial Morales.

Así presentaban ante los medios de comunicación, el Manifiesto por Fuerteventura con el que se presentan ante los ciudadanos, los candidatos de Coalición Canaria – Nueva Canarias, Jorge Afonso miembro de la candidatura al Congreso de los Diputados por la provincia de Las Palmas y Marcial Morales, candidato al senado por la Isla de Fuerteventura. 



“Fuerteventura ha estado sin voz en el Senado en los últimos siete años”, comentaba Marcial Morales. “Los majoreros y majoreras han carecido de una representación en la Cámara Alta que vele por los intereses de una Isla que precisa de una política específica por parte del Gobierno del Estado.

Desde Coalición Canaria-Nueva Canarias (CC-NC) afrontamos esta campaña con la ilusión y el convencimiento de que la Isla volverá a recobrar el protagonismo perdido en el Senado y contará, a partir del 20 de noviembre, con un representante nacionalista que reclamará, alto y claro, lo que nos corresponde.

CC-NC luchará  en Madrid para que Fuerteventura se oiga y sea respetada en los asuntos de estado que afectan a la isla y a los que tiene que dar respuesta el Gobierno de España.” 
Tanto Jorge Afonso como Marcial Morales apuntaron cuales son los ejes principales del programa electoral: 

Más inversión en el sector turístico para generar más y mejor empleo. Más actividad económica. Fuerteventura más cerca de África. Más Aeropuerto. Más industria. Demandar la financiación de las infraestructuras que la isla necesita. Fuerteventura con las nuevas tecnologías y la investigación. Más calidad de nuestras playas. Solución consensuada con Costas a las acampadas. Garantizar el sector pesquero. Agricultura y Ganadería como bases económicas de futuro. Parque Nacional. Lucha contra la desertización. No al campo de tiro de Pájara. Más y mejor producción de agua. Más seguridad. Reconocimiento de las capitales de las islas.