google.com, pub-1060934438379655, DIRECT, f08c47fec0942fa0

ANUNCIOS


Responsabilidad y sentido común para salvar el turismo por Paloma Hernández

 


La temporada de verano comenzaba el 20 de junio, y dos días después, el 22, era la fecha prevista por el Gobierno de España para terminar con el proceso de desescalada tras el estado de alarma.

El presidente Pedro Sánchez manifestaba entonces que se preveía la llegada de turistas extranjeros durante los meses de julio y agosto, tras la apertura de fronteras consensuada con la Unión Europea.

Desde el primer momento, el Ejecutivo central y el canario han realizado un enorme esfuerzo para impulsar y dar apoyo a la principal actividad económica de Canarias- el turismo-, con medidas de gran alcance que han permitido amortiguar las consecuencias en el ámbito laboral y social.

Destacan los ERTE por fuerza mayor, que actualmente afectan a más de 82.000 trabajadores en el Archipiélago; el plan de choque específico para las Islas, que se encuentra en elaboración; las líneas de avales ICO; la moratoria para el pago del alquiler de pymes y autónomos, o la negociación abierta con el ministerio de Trabajo para dar continuidad a esos expedientes temporales de empleo por el tiempo que sea necesario.

Tras la finalización del estado de alarma, una esperanza se abría paso en el país y, en especial, en nuestra tierra. Confiábamos en la recuperación paulatina del sector turístico en las Islas.

Sin embargo, quién nos iba a decir cuando abrimos las fronteras y la conectividad aérea que Canarias iba a experimentar este aumento de contagios tan rápido y sin terminar aún la temporada de verano. Unas cifras propiciadas, en la mayoría de los casos, por la falta de conciencia y responsabilidad de algunos residentes, que están poniendo en jaque no sólo a la salud y al sistema sanitario, sino también al turismo y al sustento de muchas familias.   

El turista quiere viajar a un destino seguro y debemos transmitirle confianza. Y esto no solo se consigue con la realización de test PCR, sino con el cumplimiento firme de las normas sanitarias por parte de los residentes y visitantes en todas las Islas. Es sorprendente la temeridad e inconsciencia con la que muchos están actuando, jóvenes y no tan jóvenes, saltándose las normas y poniendo en serio riesgo a nuestro turismo y a nuestra imagen exterior.

Debemos parar el aumento de los contagios siendo estrictos en el cumplimiento de las normas. Los canarios siempre hemos sido ciudadanos cívicos, comprometidos con nuestra tierra, y ahora estamos ante un momento crítico donde debemos serlo más que nunca.

Se está poniendo en jaque mate al turismo de cara a la temporada de invierno, altamente dañada ya, y con muchos países incluyendo a algunas Islas como zonas de riesgo.

No podemos permitirnos continuar con esta crisis sanitaria y seguir agravando la situación económica del país. Por muchas medidas que desarrollen los gobiernos, sin la responsabilidad colectiva y el sentido común, no saldremos adelante.  

Asumamos ya nuestra responsabilidad individual, por el presente y futuro de nuestra tierra. Juntos lo conseguiremos.  

 

Paloma Hernández, senadora por la isla de Fuerteventura, portavoz socialista en la Comisión de Turismo del Senado y coordinadora del Grupo Territorial Socialistas de Canarias.

 

Publicar un comentario

0 Comentarios