google.com, pub-1060934438379655, DIRECT, f08c47fec0942fa0

ANUNCIOS

Fuerteventura .- La Asociación Deportiva “Puerto Cabras Mar” defiende la Pesca Recreativa




La Asociación Deportiva “Puerto Cabras Mar” con  domicilio en Puerto del Rosario, Fuerteventura, cree necesaria la intervención y salir al paso a raíz de los reiterados comentarios y quejas que vemos últimamente tanto en redes sociales como notas de prensa, procedentes, principalmente, de las Cofradías de Pescadores de nuestras islas, y en especial de la Cofradía de Pescadores de Lanzarote.

Dichos comentarios, cuyo cuerpo y objetivos principales no suelen ser otros que el ataque y el desprestigio continuo hacia la pesca recreativa, dicen estar fundamentados en el “descenso de las ventas provocado principalmente por el cierre de bares, hoteles y restaurantes, así como la salida de los turistas, viéndose obligados a realizar las ventas a particulares”.

Como por todos es bien sabido, en esta situación excepcional de alarma pandémica mundial se han visto afectados todo tipo de negocios y empresas, y es inaceptable reprochar al autónomo por haberse visto obligado a cerrar sus puertas, pues al fin y al cabo todos lo hemos pasado igual de mal,  todos hemos tenido que hacer sacrificios para poder subsistir, y muchos incluso aún están sumidos en procesos como ERTES que aún no han cobrado, salarios reducidos al mínimo, etc.

Para todas esas personas queremos mostrarles todo nuestro total apoyo en estos tiempos que corren, y como no, también tienen todo nuestro total apoyo todos aquellos Profesionales de la Mar que se hayan visto perjudicados de alguna u otra forma durante estos meses de confinamiento.

Pero lo que no podemos aceptar de ninguna manera es que se culpe por ello al pescador recreativo, pues nosotros no somos responsables ni culpables de ninguna manera de que en las islas no haya ningún turista, y mucho menos de que los bares, hoteles y restaurantes, entre muchos otros, estén cerrados, y mucho menos aún de que ellos, los Profesionales del Mar, no puedan vender sus capturas.

Nosotros los recreativos salimos al mar a disfrutar de lo que también nos pertenece, y pescamos lo que nos permite la ley por deporte o afición, pero también hay que destacar el derecho al autoconsumo personal y familiar, pues también estamos en todo nuestro derecho de participar en la soberanía alimentaria dentro de este ámbito, proporcionando al igual que los profesionales, proteínas esenciales para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo.

Es más, incluso una gran mayoría ni siquiera eso, pues como todos bien sabemos, cada vez hay más modalidades de pesca deportiva-recreativa en auge que practican al 100% el captura y suelta, ya que cada vez existe una mayor concienciación por parte de la población de la escasez de los recursos marinos, entre muchos otros.

Esta escasez de los recursos, como por todos también es sabido (pues existen numerosos estudios científicos que así lo corroboran), tiene como motivo principal la pesca industrial junto con la utilización de métodos de extracción a grandes escalas, algunos de ellos muy abrasivos y destructivos con los fondos marinos y sus habitantes, los peces entre ellos; y como no, el furtivismo, tanto profesional como “recreativo”.

Suelen ser tan comunes las noticias de pescadores furtivos recreativos como de “Pescadores Profesionales” que cometen ilegalidades en distintos ámbitos de su profesión, como la pesca en zonas protegidas o prohibidas para ellos, la utilización de más artes de las permitidas para cada barco, como son el caso de las nasas, y un sinfín de etcéteras.
Y como ejemplo de ello la siguiente noticia, publicada el 04 de Mayo de 2020 a través de distintos medios de comunicación:

“Pesca.- Intervienen 14 nasas ilegales en el litoral del sureste en Lanzarote”


Como ejemplo podríamos poner aquellas personas que, humildemente, tienen un pequeño huertito dentro de casa en el que plantan sus propias frutas o verduras; personas que están en todo su derecho de hacerlo basándose en el autoconsumo o incluso en el ocio,  y que no tienen por qué verse obligados a ir todos los días al supermercado a comprar algo que ellos mismos pueden producir sólo porque las asociaciones de agricultores no estuvieran conformes con ello, como es el caso que nos ocupa en el ámbito de la pesca, y donde el sector profesional no para de achacar todos sus males al sector recreativo o de ocio.

Por consiguiente, aunque estamos de acuerdo en que se aplique la ley que nos corresponda a los recreativos,  seguimos considerando totalmente injustificadas y totalmente fuera de lugar todas estas acusaciones y peticiones a las instituciones contra nosotros, que carecen de sentido alguno, pues éstas mismas también podrían aplicarse a los pescadores profesionales, siguiendo la misma lógica.

Y es que realmente el sector profesional siempre se ha visto beneficiado del recreativo y del deportivo, ya que obviando el hecho de que nosotros no tenemos acceso a subvenciones como los profesionales, no tenemos el precio del combustible rebajado como ellos, y tampoco tenemos ayudas para nuestros barcos y motores, puesto que no vivimos de ello, sí que nos vemos por ejemplo obligados a pagar cantidades importantes de dinero por el atraque y los servicios adyacentes a los muelles deportivos, muelles que luego ellos utilizan con mejores prestaciones y servicios pagando unos precios ridículos, e incluso subvencionados, como hemos dicho anteriormente.

Y gracias a nosotros, los pescadores recreativos y de ocio, subsisten también actualmente infinidad de empresas y negocios (como tiendas especializadas, gasolineras, talleres, astilleros, tiendas de repuestos, ferreterías…), los cuales, sin nuestra aportación, se verían seriamente afectados, con las consecuencias devastadoras que conllevarían para dichos empresarios, y por consiguiente, generando pérdidas importantes también para el estado y la administración.

Por supuesto que pueden realizarse quejas, acusaciones y peticiones a la administración correspondiente, pero siempre con la realidad por delante, y siempre que tengan sentido, coherencia, y estén fundamentadas.

Es por ello que creemos que ya va siendo hora de que empiecen a hacer un poco de autocrítica, que empiecen a utilizar el sentido común en lugar de la avaricia, que hagan ejercicio de concienciación y que empiecen a darse cuenta de que la solución no pasa por realizar acusaciones y la toma de medidas desmesuradas y sin sentido, sino que hay que remar todos juntos contra el furtivismo y las prácticas ilegales de pesca, tanto del sector recreativo-deportivo como del profesional, que es el verdadero responsable de todo el daño que pueda sufrir el ecosistema marino de nuestras islas.

Y es aquí donde debemos de estar unidos, es aquí donde debemos exigir, juntos, que se lleven a cabo las inspecciones pertinetes a todas las partes implicadas, que se persiga a todo aquél que inclumpla las leyes y caiga en el furtivismo, que haya más vigilancia costera y marina, pero sobre todo y por encima de todas las cosas, que se actúe con coherencia, mirando siempre por el bien, y actuando en beneficio siempre del colectivo que nos ocupa, la sociedad de pescadores de canarias tanto del sector deportivo-recreativo como del profesional, pues al fin y al cabo, sólo somos personas distintas unidas por una misma pasión, el mar.

“Asociación Deportiva Puerto Cabras Mar”.






Publicar un comentario

0 Comentarios