google.com, pub-1060934438379655, DIRECT, f08c47fec0942fa0

ANUNCIOS



Fuerteventura.- Coalicion Canaria acusa a la concejala de playas de Puerto del Rosario de autoritaria.




Fuerteventura.- Ha ejercido su poder de cargo público en ausencia de una advertencia previa y sin aclaración a los afectados.

El grupo de Coalición Canaria en el Ayuntamiento de Puerto del Rosario acusa a la concejala de playas del Ayuntamiento capitalino de autoritaria por la forma en que ha gestionado la prohibición a menores nadadores federados de entrenar en la Playa de Los Pozos. 

Se ha echado de menos una advertencia previa, una conversación inicial y evitar la presencia de las fuerzas del orden para solucionar el problema, en presencia de menores.

Asamblea Majorera- Coalición Canaria argumenta que lo menos que se debe hacer cuando los ciudadanos demandan aclaraciones a los responsables públicos es aportar los argumentos jurídicos en los que soportan sus decisiones. 

“Han sido las formas. No se puede sacar a unos menores deportistas de su entrenamiento en la playa, por medio de la Policía Local, sin advertencia previa y con el argumento de que la orden la han dado el alcalde y la concejala de playas” manifestó Manuel Miranda, portavoz de Coalición en el Ayuntamiento.

No entramos a valorar las desconocidas razones que esgrimen los responsables municipales para efectuar tal prohibición, pero sí la inexplicable falta de rigor con que dichos responsables se dirigen a los padres de los nadadores menores de edad que entrenaban bajo el estricto cumplimiento de las medidas de distanciamiento.

Tampoco entendemos el por qué inicialmente el argumento para tal prohibición viene dado por la aplicación de los horarios de práctica deportiva contenidas en las normas aprobadas por el Gobierno del Estado en la fase I de la desescalada y finalmente se esgrimen razones de seguridad de los nadadores, cuando el Ayuntamiento mantiene una contrata de vigilancia en las playas del municipio que están vacías por no permitirse el baño.

“Toman decisiones improvisadas y ejerciendo un principio de autoridad que se fundamenta no en razones sino en la prepotencia”, señaló Manuel Miranda.

Pedimos a la Sra. concejala Sonia Álamo y al Sr. Acalde, el máximo respeto a los ciudadanos que de forma civilizada ejercen un derecho que creen que les asiste. Si no estuvieran en posesión de la verdad es deber de la responsable del área aclarar y justificar su decisión. Parece ser que esto no ha sido así y los afectados se encuentran muy molestos por lo que entienden una persecución de las autoridades.

Coalición Canaria anuncia que pedirá la comparecencia de la concejala en el próximo pleno ordinario de mayo para escuchar cuáles han sido las razones de tal prohibición y como se han desarrollado los acontecimientos que han llevado a tal decisión.
 

Publicar un comentario

0 Comentarios