google.com, pub-1060934438379655, DIRECT, f08c47fec0942fa0

ANUNCIOS



ALTIHAY Fuerteventura de la mano del Colectivo LGBTI de Praia - Cabo Verde lanzan la Campaña “Unid@s na Luta”.






 ALTIHAY Fuerteventura, se suma a la denuncia de los organismos internacionales que alertan de la situación de vulnerabilidad de las personas LGTBI ante la crisis del COVID-19, en las que la situación de confinamiento y de privación temporal de libertades, agrava las discriminaciones ya existentes a nivel global.
(17/05/2020).- Con motivo del Día Internacional contra la LGTBIfobia, ALTIHAY Fuerteventura de la mano del Colectivo LGTBI de Praia - Cabo Verde lanzan en redes sociales en España y Cabo Verde, la Campaña “Unid@s na Luta”, en una clara apuesta por ofrecer nuestro apoyo y cooperación internacional a la comunidad LGTBI de Cabo Verde, comunidad hermana, con la que nos unen muchas cosas dada nuestra cercanía y carácter isleño, a la que debemos dar todo nuestro apoyo para que puedan disfrutar cuanto antes de los avances en materia de derechos LGTBI, de los que hoy disfrutamos en España.
En palabras del Presidente de Altihay Fuerteventura, Carmelo Ojeda “Este es uno de nuestros nuevos  proyectos que nos tiene más ilusionados y comprometidos, porque estamos convencidos que en aquellos países donde la LGTBIfobia sigue siendo una realidad cotidiana, las personas LGTBI necesitan apoyo y cooperación internacional así como de leyes que actúen como escudo, siendo más importante que nunca que el gobierno de Cabo Verde y los de todo el mundo garanticen los derechos LGTBI+ y les protejan a través de sus legislaciones”.

Como Afirma Hellen López, presidenta de la Associação LGBTI Praia, “Respetar la diversidad es defender el derecho a la igualdad”.
La entidad de derechos humanos “OutRight Action International” e “ILGA Europa”, entidad LGTBI referente a nivel internacional, a la que pertenecemos como entidad miembro de la FELGTB, alertan de la situación de especial vulnerabilidad en la que se encuentran muchas personas del colectivo LGTBI en todo el mundo como consecuencia de la crisis del COVID-19, puesto que el confinamiento y la privación temporal de libertad agrava las situaciones de LGTBIfobia y discriminaciones ya existentes.
En este sentido apuntan que, con 90 países en cuarentena y casi 4.000 millones de personas refugiándose de la pandemia en casa, las personas LGBTI experimentan en la actualidad un mayor riesgo sufrir situaciones de LGTBIfobia doméstica, un mayor aislamiento, sobre todo las personas mayores y, una mayor precariedad económica, en muchos casos, derivada de discriminaciones previas que las empujaron a actividades no reguladas, a la vez que sufren una disminución de recursos.

Según explican las asociaciones de todo el mundo, las personas LGTBI sufren en general niveles más altos de LGTBIfobia en sus más variadas formas: violencia, exclusión, privación de derechos debido al estigma, etc. Esta discriminación y/o  criminalización en muchos países del mundo, sitúa a las personas LGTBI en una situación de vulnerabilidad mayor.
Del mismo modo, alertan sobre las interrupciones en el acceso a determinados tratamientos imprescindibles para las personas LGTBI, como la medicación relacionada con el VIH o la terapia hormonal, que se están produciendo en la actualidad en muchos países como consecuencia del colapso de los sistemas sanitarios por la crisis del COVID-19.
Igualmente, estos organismos denuncian la situación de millones de personas refugiadas, incluidas las personas LGTBI solicitantes de asilo, que se encuentran en campos de refugiados con condiciones sanitarias e higiénicas propensas a la propagación del virus. Las personas LGTBI que conviven en estos centros se encuentran, además, a menudo sin espacios seguros y expuestos a la LGTBIfobia por la que huyeron de sus países de origen.
Por otra parte, las entidades muestran su preocupación por los abusos de poder cometidos por determinados estados como Turquía, Polonia, Uganda y Filipinas, donde las primeras investigaciones revelan que se está aprovechando la implantación de medidas para controlar la pandemia para mermar los derechos de la población LGTBI, así como la proliferación de los discursos de odio en países como Ucrania, Kenia, Ghana, Rusia o los Estados Unidos, entre otros, en los que, generalmente, líderes religiosos conservadores, relacionan directamente la crisis sanitaria con las personas LGTBI.
En este sentido, el Presidente de Altihay Fuerteventura, Carmelo Ojeda, recuerda que “España, al igual que Canarias, sigue sin una legislación estatal o autonómica que garantice los derechos de las personas LGTBI+, tan necesaria para evitar discriminaciones y riesgos en situaciones de crisis como la que estamos viviendo”por lo que reclama se apruebe “una ley estatal y autonómica que iguale los derechos de las personas Trans y LGB a los del resto de la población.

Publicar un comentario

0 Comentarios