google.com, pub-1060934438379655, DIRECT, f08c47fec0942fa0

ANUNCIOS

Representación del Cabildo de Fuerteventura acude a la Función religiosa en honor a San Miguel




Representación del Cabildo de Fuerteventura acude a la Función religiosa en honor a San Miguel, cuya intervención divina atribuyó la victoria de los majoreros frente a los ingleses en 1740

En el Día Grande del municipio, autoridades y fieles acompañaron la imagen del Santo por las calles del pueblo de Tuineje



Representación del Cabildo Insular se congregaba hoy junto a los vecinos y vecinas de Fuerteventura en la Ermita de Tuineje, que celebró hoy, 13 de octubre, la Solemne función religiosa, como el Día Grande del municipio, en la que estuvo presente la Consejera de Industria, Comercio, Transportes, Accesibilidad y Movilidad Sostenible Insular, Lolina Negrín. 

Hoy, 13 de octubre, es un día con un sentimiento religioso pero también simbólico y popular, ya que los descendientes de aquellos victoriosos majoreros mantienen el compromiso y juramento realizado desde hace 279 años de agradecer a San Miguel Arcángel su intervención divina en la victoria, honrándole en este día. 

Para parte de la Corporación, asistir a este tipo de eventos es fundamental para mantener vivas unas Fiestas que han sido declaradas de Interés Turístico Nacional, ayudando a diversificar la oferta turística y cultural de Fuerteventura como “un museo en vivo”. Cabe recordar aquí que la Fiesta de San Miguel de Tuineje participa en la promoción en las diferentes ferias y congresos turísticos en España y en distintos países de Europa en los que participa el Patronato de Turismo. 

Fue en esta Ermita donde hace casi tres siglos tuvieron lugar las victorias de los isleños frente a los invasores ingleses en las batallas de El Cuchillero y Llano Florido. El párroco encargado de presidir la Función religiosa acompañada por la misa de la Parranda Manigata fue Vito OndoMotogo, quien trasladó al pueblo majorero que “nuestro modo de creer es decisivo para la vida propia, como lo hicieron nuestros antepasados que confiaron en Dios, quien ayudara al Majorero en su tiempo a luchar contra las injusticias, contra el mal y contra el enemigo de la paz que reinaba en aquellos momentos de 1740”. Y continuaba, “muchas batallas de nuestro día a día solo podemos vencerlas con las armas de la humildad y el valor, debiendo abandonar el orgullo y los prejuicios, dando las gracias como el antídoto al envejecimiento. Que el señor, a través de San Miguel, nos bendiga a todos”. 

A continuación, se desarrolló la procesión con la imagen del Santo por las calles del pueblo, engalanadas para la ocasión, y con multitud de vecinos y visitantes, conducidos por la Banda San Miguel, para ser devuelta finalmente a su hornacina. 

Publicar un comentario

0 Comentarios