Intersindical Canaria : El bloqueo de la reforma alojativa en Fuerteventura pone en riesgo 400 puestos de trabajo



Intersindical Canaria denuncia que la paralización de la  renovación y mejora de la planta alojativa en Fuerteventura, por parte de la Dirección General de Costas del Ministerio de Transición Ecológica, pone en riesgo la continuidad de los 400 trabajadores que actualmente forman parte de la plantilla del Hotel Riu Oliva Beach. Según ha manifestado  Jaime Bethencourt, portavoz del Secretariado Nacional de Intersindical Canaria, “se trata de una situación que viene a poner de manifiesto el abandono y la desidia con la que el Gobierno Central trata a nuestra Nación Canaria. Un Gobierno incapaz de entender la dependencia económica que las familias tiene del sector turístico”.

Según los datos que maneja Intersindical Canaria, el expediente de reforma y mejora de esta instalación lleva paralizado más de un año en los despachos de Madrid, a la espera de una respuesta administrativa a partir de la cual poder llevar a cabo dichas obras de mejora. “Olvidado en una gaveta de Madrid. Este podría ser el resumen de un drama que no solo pone en peligro los puestos de trabajo actuales, sino que además pone en riesgo la opción de generar 50 nuevas contrataciones para las familias residentes en los núcleos próximos a la instalación hotelera en cuestión”, añade Bethencourt.

Desde el comité de empresa, en el que IC tiene la mayoría, exige al Gobierno de Pedro Sánchez y a la vicepresidenta del Ejecutivo Central, Carmen Calvo, su mediación inmediata para resolver este problema. En este sentido, el portavoz del Secretariado Nacional insiste en la necesidad de abordar este problema de forma “urgente” dada la importancia del sector turístico para la isla de Fuerteventura.  

Antecedentes
En 2017, el grupo Riu Hotels presentó ante la Dirección General de Costas del Ministerio de Transición Ecológica Costas el expediente administrativo para la rehabilitación del hotel, cumpliendo así con todos los requerimientos que exige la normativa.  Ante estos hechos, este comité de empresa no entiende las razones de dicho organismo para posponer los permisos y las autorizaciones sin dar ninguna explicación oficial. Ante lo cual quiere manifestar la falta de “sensibilidad” y la repercusión social y económica que este sector tiene en Fuerteventura.


A dicha circunstancia se añade el esfuerzo y la predisposición de la plantilla para adaptarse a la planificación de la empresa, acumulando las vacaciones con el fin de adaptarse al periodo de cierre por las obras previstas,  pero finalmente paralizadas.   

Comentarios

.