google.com, pub-1060934438379655, DIRECT, f08c47fec0942fa0

ANUNCIOS

Política Territorial y Endesa firman convenio para minimizar riesgo de electrocución de la avifauna amenazada de Fuerteventura y Lanzarote



●       En los próximos dos años se corregirán 57 apoyos de líneas eléctricas, con un presupuesto de 105.000 €

La consejera de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad del Gobierno de Canarias, Nieves Lady Barreto, y el director de la División de Distribución de Endesa en Canarias, Mariano Gros, han firmado hoy un convenio para minimizar el riesgo de electrocución de la avifauna amenazada de Fuerteventura y Lanzarote corrigiendo los apoyos de las líneas eléctricas.

“Del análisis de los resultados obtenidos en estudios que se han venido realizando desde 1993, se constata que al menos 38 especies de aves se han visto afectadas por los tendidos eléctricos en las islas orientales, con mayor incidencia entre los alcaravanes, las palomas bravías, las hubaras y las gaviotas patiamarillas”, explicó la consejera.

“Especialmente preocupante es la afección al guirre, subespecie exclusiva de Canarias que catalogada ‘en peligro de extinción’, ya que los trabajos de seguimiento realizados desde 1998 pusieron de manifiesto que la electrocución en los tendidos eléctricos constituía la primera causa de mortalidad para este ave, llegando a afectar en algunos años al 10 por ciento de la población censada”, añadió Nieves Lady Barreto.

“Las actuaciones que estamos llevando a cabo en Endesa para la protección del guirre consisten, fundamentalmente, en ampliar el aislamiento de las líneas allí donde nos indican la presencia de ejemplares, de manera que estas aves se puedan posar con normalidad. Por otro lado, allí donde se detectan casos de colisión con las líneas, se señalizan de manera especial para que puedan ser detectadas por las aves en vuelo”, explicó Mariano Gros.

Entre los años 2004 y 2008, y en el marco del Proyecto LIFE para la conservación del guirre en Fuerteventura desarrollado por el Cabildo insular, el Gobierno de Canarias y Endesa, se llevó a cabo la modificación de numerosos puntos negros en líneas eléctricas, consiguiendo que su impacto global experimentara una drástica reducción, de manera que en el año 2010 no se detectó ningún caso de muerte asociado a los tendidos eléctricos.


No obstante, se ha constatado un repunte a partir de 2012 que tuvo su máxima expresión en el año 2015 con un total de 8 casos verificados de mortalidad por electrocución en la red de distribución gestionada por Endesa. Si bien, en 2016 y 2017 se detectaron solo 3 ejemplares muertos por esta causa y uno en 2018.

Este pequeño repunte de la mortalidad podría estar asociado al aumento continuado que ha experimentado en los últimos años la población de guirres que, gracias a las medidas de conservación adoptadas, ha alcanzando los 350 ejemplares.

Dentro del Proyecto LIFE Egyptian Vulture se elaboró un inventario en el que se identificaron un total de 335 apoyos con alto riesgo de electrocución para el guirre (245 ubicados en Fuerteventura y 90 en Lanzarote) que debían ser corregidos.

En el marco de este proyecto europeo, entre los años 2016 y 2017, Endesa acometió en Fuerteventura la adecuación de un total de 44 apoyos de los considerados peligrosos, con una inversión de 65.000 €.


El acuerdo firmado hoy entre la Consejería y la empresa eléctrica permitirá corregir, de manera adicional, 57 apoyos más hasta 2020, con un presupuesto de 105.000 cofinanciado por ambas partes, en cumplimiento de lo establecido por el Real Decreto 264/2017 que establece las bases reguladoras de la financiación de las medidas para la protección de la avifauna contra la colisión y electrocución en líneas de alta tensión.

Publicar un comentario

0 Comentarios