Lola García defiende la indivisibilidad del ciclo de Educación de 0 a 3 años en Canarias y aboga por incorporar la oferta de las Escuelas Infantiles ya existentes



La diputada del Grupo Nacionalista Canario por Fuerteventura, Lola García, advirtió en el Parlamento sobre que en el proceso de extensión del primero ciclo de Educación Infantil de 0 a 3 años es necesario asegurar “la indivisibilidad” del ciclo.

Consideró que ahora mismo existe “una imposibilidad real de extender la obligatoriedad de la Educación Infantil de 0 a 3 años si antes no hay una reforma integral del marco legal a nivel estatal, que cuenta con la suficiente dotación de espacios, y no me refiero solo a aulas; sino a personal, recursos y hasta de contenidos”.

Lola García intervino en el marco de la comparecencia en comisión de Marina Amador Pérez, presidenta de la Asociación de Centro Infantiles, quien explicó la conveniencia de que en este proceso de extensión se valore la existencia de una importante oferta de plazas y profesionales que ya vienen prestando sus servicios a través de escuelas infantiles.

Recordó la diputada majorera que en el Parlamento de Canarias se han aprobado iniciativas, precisamente con el voto en contra del Grupo Nacionalista Canario, “para que niños y niñas de dos años, o incluso hasta de 14 meses, si nos referimos a los casos de los nacidos en los últimos meses del año, puedan llegar a convivir en centros educativos ya existentes como CEIP o como CEO”.

Puesto que lo que se proponía es garantizar la prestación del servicio al menos en los 12 meses anteriores al segundo ciclo de Infantil. Es decir, de 2 a 3 años de edad, incluyendo para ello modificaciones en la Ley Canaria de Educación No Universitaria.

A partir de su experiencia propia como docente de Educación Infantil y Primaria “quizá pueda entender mejor lo que es trabajar en el aula a niños y niñas de poco más de tres años. Lo que requieren en cuanto a aseos, espacios en el aula, espacios abiertos, atención de profesionales, horarios y hasta transporte”.

Por eso, desde el primero momento “advertimos de que los actuales CEIP o CEO no están preparados no ya para acoger esto que se proponía en la Moción de la oposición en el Parlamento hace unos meses”, que era ampliar la docencia a niños de dos y tres años; “sino que ni si quiera existía espacios suficiente en la mayoría de centros para hacerlo aunque se quisiera”, indicó.

“Personalmente dudo que hasta sea conveniente plantearlo en un futuro. Me refiero a que en un CEIP o en un CEO que pueden tener hasta a lo mejor 400 y hasta 800 alumnos de hasta 16 años de edad, puedan convivir niños y niñas del primer ciclo de Educación Infantil”, apuntó.

Frente a ello, valoró todos los requisitos de homologación y calidad que han tenido que afrontar las Escuelas Infantiles ya existentes, y que cuentan con profesionales formados. Ante lo que planteó “por qué no buscar fórmulas mixtas que, una vez exista un marco legal homogéneo a nivel estatal, permitan contar con estos centros y con sus profesionales”. Puso incluso el ejemplo de Andalucía, donde ya se viene trabajando en esta línea desde hace años.


...

Comentarios

.