Fuerteventura.- La firma de los convenios con Canarias nunca han sido una prioridad, ni en la agenda del PP ni en la del PSOE”, indica Mario Cabrera



Mario Cabrera, diputado del Grupo Nacionalista Canario (CC-PNC) por Fuerteventura, explicó en la Comisión de Obras Públicas del Parlamento de Canarias que, entre las causas relacionadas con los retrasos en las obras de las carreteras en Canarias “mucho ha tenido que ver que ni para financiar, ni para la firma de los convenios, las islas nunca han sido una prioridad para el Ministerio: ni cuando la agenda era responsabilidad del PP, ni ahora que lo es del PSOE”.
Indicó durante la comparecencia del vicepresidente Pablo Rodríguez, que “cada vez que hablamos de que faltan carreteras, de que la construcción del eje viario va lenta o de que determinada obra ya debería estar en servicio… Pensemos que a día de hoy faltan alrededor de 2.700 millones de euros para las carreteras canarias procedentes de recursos del Estado que, o bien se nos quitaron durante anualidades sucesivas con la excusa de la crisis, o bien no se han querido firmar hasta ahora y nos han tenido esperando desde hace más de un año”.
Puso como ejemplo el caso de Fuerteventura, donde reconoció que han habido “retrasos e impedimentos relacionados con condicionantes ambientales en los que cuatro parejas de aves esteparias son más importantes para algunas directrices europeas que la seguridad vial de 110.000 majoreros y 3 millones de turistas”.
O también retrasos relacionados con delimitaciones de instalaciones de Defensa, “que se hacen desde Madrid sin consultar con instituciones locales y obligan a rehacer proyectos, pero que mientras tanto nos tienen cinco años pleiteando en todo tipo de juzgados”.

Y hasta retrasos y entorpecimiento por el planeamiento, “porque hay discrepancias entre quienes quieren echar asfalto hasta por encima del estrecho de la Bocaina... si los dejan. Y quienes apostamos por mejorar las vías sí, pero si es posible no ocupar más suelo ni duplicar trazados de forma innecesaria”.

Pero incidió en que la mayoría de las obras han estado afectadas por los recortes justificados durante la crisis: “Es el retraso propiciado por quienes en Madrid dieron instrucciones para incumplir los acuerdos de financiación que entre los años 2012 y 2016 dejaron a Canarias sin financiación estatal para carreteras. Precisamente cuando más dura era la crisis y cuando más necesarias eran incluso las inversiones en infraestructuras para la economía isleña”.

Además del “retraso por la dejadez, por la inoperancia, por la ineficacia o simplemente por desconocimiento”.

Este tipo de retraso “es el que acumulamos con la fecha para la firma del nuevo convenio para carreteras, que finalmente, después de mucha espera, ya concretó el consejero el pasado viernes con el Ministerio”.

Un retraso inexplicable, en opinión de Mario Cabrera, “porque existían los recursos económicos, existía un acuerdo en el convenio y apremiaba las obras. A parte de los bancos, que durante este tiempo han tenido el dinero quieto en sus cajas, es difícil de entender a quién ha beneficiado este retraso del Ministerio”.


Comentarios

.