En Fuerteventura el programa ‘Cualifícate’ permite a casi 200 desempleados obtener certificados profesionales en el sector hostelero y turístico



 El programa ‘Cualifícate’ permite a casi 195 desempleados obtener certificados profesionales para en los sectores turísticos y hosteleros en áreas de cocina, bar, restaurante, recepción e instalación de líneas eléctricas, según informó hoy, lunes, día 19 de noviembre, al Pleno del Cabildo de Fuerteventura, el consejero de Empleo, Rafael Páez. ‘Cualifícate’ está cofinanciado por el Ministerio de Presidencia, Fondos de Desarrollo de Canarias (Fdcan) y fondos propios del Cabildo, con una inversión que supera 1.808.000 euros y también incluye a nueve formadores.

Durante el periodo de formación y trabajo, los jóvenes reciben una ayuda económica de 400 euros mensuales.
El programa ‘Cualifícate’ forma parte de un plan para el fomento del empleo del Cabildo de Fuerteventura que cuenta con una inversión de 7.600.000 euros, y que ha conseguido que se contrate a más de 900 personas desempleadas y que 242 empresas reciban subvenciones para el fomento del empleo. Además, la Agencia de Colocación ha recibido más de 465 ofertas laborales de empleo y ha dado cobertura a 96 personas desempleadas, según datos aportados por Páez.

Asimismo, el Pleno del Cabildo aprobó por unanimidad mociones relativas, por un lado, a la inclusión en los próximos presupuestos de una partida específica para desarrollar proyectos de investigación becados, como los que se presentaron el pasado mes de septiembre, sobre la composición florística del banco de semillas del suelo macizo de Jandía y la tasa de acumulación de contaminantes químicos sobre microplásticos marinos en la costa majorera; por otro, a la instalación de baldosas adaptadas en espacios públicos abiertos y accesos a las instalaciones de la Corporación insular; a la implementación de un proyecto para aportar arena a las dunas de Corralejo, evitando así la progresiva pérdida de superficie dunar y, por último, a la necesidad de suscribir lo antes posible el convenio de obras hidráulicas Canarias-Estado, que solvente los problemas que aquejan a los distintos municipios majoreros en esta materia.

El Pleno acordó también aprobó dos modificaciones de crédito, la primera para una acción promocional de un evento de co-marketing en París, solicitada por el Patronato de Turismo, y la segunda para el apoyo económico a clubes deportivos que representan a Fuerteventura  fuera de nuestra isla.

Por último, el Pleno aprobó, en el preludio del Día Internacional contra la Violencia de Género, el próximo 25 de noviembre, el Manifiesto que la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) ha enviado a las distintas administraciones públicas.

Una vez cumplido el orden del día, el Pleno recibió la visita de los representantes oficiales de las niñas y niños de la isla, constituidos en Consejo Insular de la Infancia y Adolescencia, que resumieron a los portavoces el trabajo que han realizado a lo largo del año y adelantaron las líneas maestras del Plan Insular de la Infancia y Adolescencia de la isla. Asimismo, explicaron cómo crearon la vacuna de la paz, la no violencia y el buen trato, en el marco del lema que UNICEF ha propuesto este 2018 para la efeméride que se conmemora mañana, la lucha contra el maltrato de los menores.

En el marco del Día Universal del Niño, el Consejo Insular de la Infancia manifestó ante el Pleno su decisión de “ir construyendo una isla más amigable para todas las personas que en ella habitan” y pidió a los portavoces que se proteja mejor a los menores contra las distintas formas de maltrato, explotación y violencia. “Hay muchos niños y niñas en el mundo que sufren a causa de las guerras, la explotación laboral o el maltrato ejercido por una persona adulta o por otros u otras menores.  Ningún chico o chica debería ser víctima de actos discriminatorios por su color de piel, sexo, idioma, religión, opinión, nacionalidad, origen étnico o social, condición económica o discapacidad”.  

El Manifiesto que leyeron ante el Pleno recuerda que “en nuestro último encuentro estuvimos valorando qué podíamos hacer nosotros y nosotras para prevenir la violencia. Consideramos que una opción es ser promotores y promotoras del buen trato, evitar que haya situaciones de maltrato en nuestro entorno más cercano, haciendo del buen trato un antídoto contra la violencia”. Los representantes de las y los menores majoreros pidieron asimismo que “cuando se trabaje el tema de la prevención de la violencia en los centros educativos tengan en cuenta nuestro punto de vista y nuestra opinión a la hora de diseñar los programas, porque nos llega más una imagen, un vídeo y que nos escuchen que una charla complicada”.

“Somos personas con derecho a ser escuchadas. Además, por pertenecer a este Consejo tenemos la responsabilidad de ser portavoces de los niños y de las niñas que conviven con nosotros y nosotras día a día. Queremos ser parte de los procesos que promuevan una mejora de las condiciones de vida de la infancia y la adolescencia, tanto aquí como en el resto del mundo. Pedimos, una vez más, que se respeten nuestros derechos, que se nos escuche y que nuestras opiniones sean tenidas en cuenta. No tenemos derecho a voto, pero sí tenemos derecho a participar, a que se nos consulte y a que nuestras ideas y propuestas sean tomadas en serio como ciudadanos y ciudadanas que somos. No podemos entender que se hagan cosas para nosotros y nosotras sin contar con nuestra opinión. Nadie mejor que nosotros y nosotras conoce nuestros intereses, motivaciones y sueños, por lo que realizar acciones que nos afectan contando con nuestra participación es fundamental para que éstas sean más acertadas. Lo contrario, es vulnerar derechos recogidos en la convención de los derechos del niño y de la niña”, recoge el documento.

“Participar desde lo colectivo es actuar pensando en el bien común y no en los intereses personales, cambiando a nivel local también se pueden cambiar cosas a nivel global. Estamos en el camino e iremos dejando un rastro bien marcado para que otros niños y niñas cojan el relevo y puedan continuar aportando su voz y su mirada a la isla y al mundo que soñamos”, concluye el texto.
La isla majorera acaba de recibir el sello de Unicef que la reconoce como espacio donde se protegen los derechos de los menores y donde se impulsa que todas las niñas y niños puedan ejercerlos en igualdad. Una distinción que el presidente de la Corporación, Marcial Morales, recogerá el próximo 27 de noviembre en un acto institucional en Oviedo.

Mañana, martes 20 de noviembre, se cumplen 29 años de la aprobación de la Convención sobre los Derechos del Niño (CDN) como tratado internacional de derechos humanos, que recoge cuáles son los derechos de la infancia. Elaborada durante 10 años con las aportaciones de representantes de diversas sociedades, culturas y religiones, la Convención ha sido ratificada actualmente por 195 países donde es de obligado cumplimiento. 

Comentarios

.