En Fuerteventura Ayuntamiento de La Oliva inicia obras en el Muelle Chico de Corralejo tras localizar una posible fuga en el saneamiento





Esta semana el Ayuntamiento abre una zanja en el espigón para confirmar la fuga e instalar una nueva tubería en el tramo afectado. Se investiga también un pozo negro

La Oliva, Fuerteventura a 19 de julio 2018. El Ayuntamiento de La Oliva ha iniciado hoy las obras en el Muelle Chico de Corralejo para tratar de confirmar una posible fuga detectada en la red de saneamiento de la zona, y sustituir el tramo de la canalización que podría estar afectado por un saneamiento más moderno.

Tras levantar hoy el pavimento sobre el tramo a sustituir, durante los próximos días se desarrollarán las obras para sustituir la canalización, al tiempo que el Ayuntamiento sondeará la posible existencia de un pozo negro que podría no estar clausurado.

Se desplazaron a la zona para seguir los trabajos los concejales de Obras y Servicios y de Playas, Oliver González y Genaro Saavedra, explicando que "si confirmamos la fuga, será una buena noticia, porque resolvemos y descartamos un foco contaminante", explicó Oliver González, precisando que "igualmente se sustituirá la tubería, que es muy antigua, y se pondrá una nueva para evitar males futuros".  

Genaro Saavedra agregó que "los análisis han detectado siempre que la zona más afectada por la contaminación es la propia línea del espigón. Por eso se renovó completamente el pozo de bombeo y se impermeabilizó la canalización del muelle en la última actuación". No obstante, "tenemos constancia de que puede haber otro pozo negro más en la segunda línea de edificaciones, y también se tratará de confirmar estos días para clausurarlo".

Oliver González valoró que "habrá que esperar al fin de las obras y a los resultados de los análisis posteriores para determinar si las medidas han sido efectivas".

Durante los últimos meses, el Ayuntamiento de La Oliva y la empresa de alcantarillado habían utilizado un novedoso sistema de detección por colorantes inocuos para detectar dónde podrían estarse produciendo las fugas. Al no resultar esta técnica, se emprendió un nuevo intento desplazando desde Gran Canaria una cámara-robot más moderna que las utilizadas habitualmente, la cual detectó una posible fuga que se solventará con las obras emprendidas hoy.

La canalización a sustituir, de fibrocemento y con al menos veinticinco años de antigüedad, es de un material obsoleto que será sustituido por una canalización más moderna, flexible y duradera.

El Ayuntamiento de La Oliva inició hace aproximadamente un año una investigación en profundidad para tratar de determinar el origen delo foco o focos contaminantes que han dado lugar al cierre de la playa por las autoridades sanitarias en numerosas ocasiones durante las últimas décadas.

En este año se han detectado varios pozos negros que no estaban conectados al saneamiento, y por lo tanto vertiendo al subsuelo, así como se ha renovado e impermeabilizado el pozo de bombeo del espigón, instalando sistemas de detección para evitar que se rebose. Según los técnicos municipales del área de Sanidad, en estos últimos veinte años se han clausurado más de una veintena de estos pozos en el Casco Viejo de Corralejo.

El Ayuntamiento de La Oliva y el Departamento de Salud Pública de la Dirección Insular del área de Sanidad continúan monitorizando la zona con continuos análisis realizados de manera independiente desde ambas instituciones.

Comentarios

.