Casi 700 escolares de Secundaria y Formación Profesional participan en la cuarta edición de Fuerteventura al golpito





Las y los escolares jóvenes majoreros vuelven a practicar senderismo de la mano de Fuerteventura al golpito, una iniciativa de la Consejería de Juventud del Cabildo majorero que durante este mes llevará a cabo siete rutas interpretadas por toda la isla. Esta mañana, el presidente de la Corporación, Marcial Morales, la consejera Rosa Delia Rodríguez y un representante de Avanfuer, Zebenzuí Umpiérrez, presentaron la cuarta edición de una iniciativa que cada año suma nuevos centros. 

Este curso participan los IES Corralejo, Santo Tomás de Aquino, Puerto del Rosario, San Diego de Alcalá, Gran Tarajal, Vigán y Jandía, los CEOs Puerto Cabras y Antigua, el CIFP Majada Marcial y el CPEIPS Sagrado Corazón y se beneficiarán de la actividad unos 700 jóvenes.
El presidente del Cabildo recordó la labor de Avanfuer, “una entidad muy experimentada en la defensa y el cuidado de nuestra privilegiada Naturaleza” y señaló cómo su actividad, la de la comunidad educativa de todos los centros de la isla y la de la Consejería de Juventud “suman para sembrar entusiasmo por la isla y los espacios naturales que atesora y por enamorar a escolares y gente joven en el disfrute de este entorno que está en nuestras manos cuidar”.
Para la consejera de Juventud, Rosa Delia Rodríguez, este es “un proyecto en el que, a través de Fuerteventura Joven y de la mano de la comunidad educativa, damos la oportunidad de participar en unas rutas que pretenden fomentar el contacto con la naturaleza y el medio ambiente entre los jóvenes a través de la práctica del senderismo”. Una actividad física que les permite además alcanzar valores de convivencia entre el alumnado de diferentes centros educativos y/o municipios. 
La interpretación del medio natural y la dinamización de las rutas correrá a cargo de los monitores y voluntarios de Avanfuer, la asociación de Voluntarios de Ayuda a la Naturaleza de Fuerteventura nacida en 2005 en Gran Tarajal. Los recorridos, de dificultad baja y tres horas de duración, apropiados al perfil de los participantes, discurren por paisajes y ecosistemas como el saladar y las marismas de Sotavento, Montaña La Muda, Calderón Hondo, las Salinas del Carmen, el barranco de la Torre, el poblado de La Atalayita, el barranco de Pozo Negro o Montaña Cardón. 

En representación de Avanfuer, el monitor ambiental Zebenzuí Umpiérrez destacó la colaboración e implicación de los voluntarios que acompañan a los estudiantes en esas rutas “donde se fomenta la actividad física pero sobre todo se logra una convivencia ejemplar entre gente de distintos centros escolares y municipios”.


Comentarios

.