Filmoteca Canaria proyecta en Gran Canaria y Fuerteventura el documental ‘Eugenio’, donde se muestran aspectos poco conocidos del polifacético artista catalán




Filmoteca Canaria proyecta esta semana en Gran Canaria y Fuerteventura el documental ‘Eugenio’, una película en la que se muestran aspectos poco conocidos del polifacético artista catalán que llenaba escenarios con su presencia y su particular sentido del humor. El film se podrá ver mañana, martes 31, en el Teatro Guiniguada, y al día siguiente, miércoles 31, en el Auditorio de Puerto del Rosario. Ambas sesiones darán comienzo a las 20.30 horas.

El film, dirigido por Jordi Rovira y Xavier Baig, se proyecta en el marco de ‘El Documental del Mes’, una propuesta de esta entidad del Gobierno de Canarias dedicada a acercar al público historias poco conocidas y singulares que suceden en diferentes rincones del mundo. Este documental se ha proyectado también en Tenerife y La Palma.

Siempre impasible, vestido de negro, escondido detrás de unas grandes gafas oscuras y el humo de su eterno cigarro, el humorista Eugenio ha dejado una huella muy importante a varias generaciones que aún se ríen y explican sus chistes. A partir de los años ochenta, hasta mediados de los noventa, estuvo presente en todos los hogares del país a través de la televisión e hizo giras por toda España y parte de Latinoamérica. Pero el éxito profesional escondía lo que pasaba lejos de los focos, en la intimidad.

Personaje polifacético, Eugenio también fue joyero, cantante, empresario, pintor, actor e incluso aficionado al esoterismo. Su vida estuvo marcada por un gran amor –su primera esposa, Conchita Alcaide– que lo convirtió en artista. La muerte prematura de Conchita fue el punto de inflexión que marcaría su vida para siempre. Por un lado, coincidió con el inicio de su éxito. Por el otro, se apoderó de él una tristeza infinita que lo llevaría a un pozo de oscuridad. Un retrato del Eugenio más desconocido.

Comentarios

.