En Fuerteventura exito del Festival Internacional de Blues de Corralejo, el más mestizo que se recuerda






Conquistaron al público el blues con instrumentos africanos de S" Roots Blues (Mali y Senegal), la maestría de los bluesmen norteamericanos Rockin Johnny y Paul Orta, el blues de Quique Gómez & His Vipers y el eclecticismo de Aurora & The Betrayers

En el Norte de Fuerteventura ,ell XI Festival Internacional de Blues de Corralejo no defraudó a su público, congregado en la Plaza Patricio Calero durante todo este fin de semana para disfrutar del espectáculo. La Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de La Oliva cerró el festival con un nuevo éxito de organización, tanto en la convocatoria como en el nivel de los artistas que conformaron el cartel más mestizo que se recuerda.


La concejala de Cultura, Guacimara González, se alegró de "los buenos resultados de un festival único en su género en Canarias, una referencia dentro de este género tan especial y auténtico", a lo que el alcalde de La Oliva, Isaí Blanco, añadió que este Festival Internacional "es una plataforma para llevar los nombres de Corralejo, de La Oliva y de toda Fuerteventura lejos de nuestras fronteras, y eso es algo que se comprueba viendo el público, también internacional, que viene a disfrutar de los conciertos".



Los estadounidenses Rockin Johnny y Paul Orta demostraron por qué están reconocidos como auténticos bluesmen. Rockin Johnny realizó una espectacular demostración de su maestría con la guitarra al estilo de Chicago en la jornada del viernes, "con un poco de la música de los viejos tiempos y algo de mi repertorio", declaró antes de su actuación junto a Quique Gómez y su banda, y Paul Orta & The Blues Reunion Band, venidos desde Texas, pusieron el broche final al festival.



Fascinó a la audiencia el blues africano de S" Roots Blues, especialmente porque incorpora a su actuación los instrumentos tradicionales del viejo continente, creando un increíble mar de sonoridades.

 El joven senegalés Momi Maiga -descendiente de la familia Cissokho de Ziguinchor-, lo hizo tocando un instrumento cuyo conocimiento ha transmitido su familia durante generaciones, la kora, y el maliense Adama Kone demostró su virtuosismo con el Djeli N'Goni.

Quique Gómez también puso sobre el escenario su sofisticado estilo con la armónica y su potente y profunda voz, trasladando a Corralejo todo lo aprendido en sus viajes al corazón del blues americano.


Especialmente sorprendió la puesta en escena de Aurora & The Betrayers, una banda llamada a ocupar un lugar destacado en la escena musical nacional. Aurora lució como hace siempre una de las mejores voces negras del panorama español, con tintes de soul, y junto a sus Betrayers completó una actuación un tanto diferente al género principal del festival, más rockero, popero y eclético, pero que sin duda hizo las delicias del público.

Los grancanarios Olrait Band y Jimi Taylor como banda de Fuerteventura pusieron la representación local, y este festival destacó también por celebrar por primera vez la feria Gastroblues en la jornada diurna del sábado. Música y gastronomía se dieron la mano en la plaza Patricio Calero con esta iniciativa de la Concejalía de Comercio que dirige Evelin Gómez, con la actuación de la Mahoney Soul Band, venida desde Tenerife, y la oferta culinaria a cargo de los restaurantes Ametz (El Cotillo), La Cabrioneta de Marcos Gutiérrez y Los Podomorfos de Tindaya, y los puestos de Vidaloe y Gin 72.
La Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de La Oliva agradece la participación de las entidades colaboradoras, como la Consejería de Cultura del Cabildo de Fuerteventura, y las empresas Sumiranca, Supermercados Padilla, Obras Públicas Canarias SL, y Alquileres Crisenon.  

Comentarios

.