II edición Premios de Embellecimiento Fuerteventura, te queremos bonita!!! reconoce la labor del Molino de Lajares y la Asociación de Vecinos Montaña del Cuervo



El Molino de Lajares, propiedad de Marisol Martín, ha sido galardonado con el Premio de Embellecimiento Fuerteventura, te queremos bonita!!! en la modalidad de Entornos Biosfera. La Asociación de Vecinos Montaña del Cuervo, del Barrio Panchito Ramos de Tuineje, ha logrado el premio en la categoría Pueblos/Barrios Biosfera.
Ambas propuestas concurrieron a la segunda edición del Concurso que el Cabildo insular creó y puso en marcha el pasado año, con el objetivo de premiar e incentivar el compromiso ciudadano en el cuidado y la mejora del entorno paisajístico de Fuerteventura. Y como elemento de motivación para esta tarea colectiva, la Corporación reconoce ante el conjunto de la ciudadanía aquellos comportamientos y actuaciones de los que se haya derivado una mejora del medio.
El Molino de Lajares fue una propuesta del ayuntamiento de La Oliva, que recuerda cómo ''el patrimonio protegido se enfrenta a menudo al abandono y al olvido, por la suma del paso del tiempo y la negligencia de sus propietarios/as''.  Marisol Martín, viuda de José Luis Fernández, comenzó en 2017 a restaurar con fondos propios el Molino de Lajares, movida por el empeño sentimental de no dejarlo caer y volver a ponerlo en marcha. Andrés Fernández Fránquiz, padre de José Luis Fernández, lo compró en 1951 en Tiscamanita por 5.000 pesetas y lo trasladó a Lajares, donde molió el gofio de los vecinos hasta la década de los 70. Pese a que ha habido muchos interesados en comprarlo, la respuesta de la familia fue siempre la misma: para nosotros, no tiene precio y mi marido nunca quiso por nada del mundo venderlo. Lo llevamos en la sangre, o más bien en el corazón”. 
Por su parte, la asociación de vecinos ha sido reconocida por impulsar y poner en marcha el Plan de Limpieza y Embellecimiento del barrio, un proyecto elaborado y coordinado por dicha entidad, que se lleva realizando desde el año 2012. Entre sus objetivos destaca inculcar valores para sensibilizar desde edades tempranas sobre la importancia de vivir en un ambiente agradable y adecuado. Para ello implican a las familias, a través de actividades de participación en la limpieza y el embellecimiento del entorno, de modo que se conviertan en agentes educadores y transmisores. Asimismo, el proyecto profundiza en valores como la convivencia, la responsabilidad en la mejora del barrio, del entorno y del cuidado del medio ambiente, y la mejora de la calidad de vida de sus habitantes.
El jurado de esta segunda edición ha estado integrado por el presidente Marcial Morales, Agustín Martínez, propietario de hotel rural y director de la Agrupación Folclórica Dunas de Corralejo; Juan José Cabrera, presidente de la Asociación Cultural Más ruines que Caín; el escultor Juan Miguel Cubas, la maestra Irene Hormiga; Álvaro García, de la AAVV Los Pajeros de Guisguey y, por último, Silvestre Chacón, funcionario del Cabildo, que ha actuado como secretario. Todos ellos acordaron hacer un llamamiento a las instituciones sobre la importancia de cuidar y preservar el patrimonio histórico con que cuenta la Isla. Una preocupación de la que se harán eco en el discurso del acto de entrega de los premios, que tendrá lugar en la segunda quincena de septiembre.
-----------------------------------------------------------------------

Comentarios

.