Cabildo Fuerteventura ha recogido este año a más de 100 animales silvestres accidentados





El Cabildo de Fuerteventura, a través de la consejería de Medio Ambiente que dirige Natalia Evora, ha recogido a lo largo de este año un total de 158 animales silvestres accidentados. De esta cifra, 135 corresponde a aves, 13 a tortugas y 10 a cetáceos varados. Desde la Corporación se insiste en la importancia de que la ciudadanía avise a los responsables, a través de llamada al teléfono de emergencias 112. ''Son los dos pilares fundamentales para la recogida de fauna accidentada. La colaboración es fundamental: la de la ciudadanía, la Policía Local, Protección Civil, la Benemérita… Gracias al aviso se puede ayudar a muchos animales, algunos de ellos pertenecientes a especies en peligro de extinción'', explica Evora.

''Dejar siempre un teléfono de contacto es vital para que el personal de Medio Ambiente pueda comunicarse con quien da el aviso y localizar el animal lo antes posible para poder darle la asistencia adecuada'', continúa, señalando la importancia de no darle ni de comer ni de beber porque puede ser muy perjudicial para el animal.

El mayor número de los servicios prestados se corresponde con la recogida de aves accidentadas, siendo las principales causas los deslumbramientos, impactos así como enfermedades  comunes.
En el caso de las tortugas aparecidas, una correspondía a la especie de tortuga verde (Chelonia mydas), el resto a tortugas bobas (Caretta caretta).  Las tortugas heridas se trasladan al Centro de Recuperación y Conservación de Tortugas Marinas de Morro Jable y una vez recuperadas se devuelven al mar mediante una actividad de concienciación ambiental. De las recogidas de este año ya  se han liberado 3. Las principales causas por la que ingresan las tortugas son los residuos que llegan al mar, enmallamientos y cortes por hélice de embarcaciones,  entre otros.
En cuanto a los cetáceos varados en las costas de Fuerteventura han sido un zifio de Blainville (Mesoplodon densirostris), dos cachalotes pigmeos (Kogia breviceps) y siete  delfines (dos delfines moteados (Stenella frontalis), tres delfines listados (Stenella coeruleoalba y dos delfines comunes (Delphinus delphis ).  
En algunos casos, los animales recogidos presentan estados de deshidratación, apatía, shock; enmallamiento y bajo peso, en el caso de las tortugas. Las aves no pueden volar o si lo hacen, es con dificultad. Entre las causas de su estado, son en su mayor parte, posible colisión y/o electrocución en tendidos eléctricos, posible colisión con aerogeneradores, tiroteo o caída desde sus nidos. En otros, han sido recogidos al creer quienes los han visto que están abandonados o enfermos.

Comentarios

.