Sobre la nueva liga de los videojuegos en los institutos canarios



El Gobierno Canario vuelve a ser protagonista de la polémica alrededor de los videojuegos. A principios de año ya conocimos la intención del Consejero de Turismo, Cultura y Deportes, Isaac Castellano, de incluir en el anteproyecto de la Ley del Deporte a los juegos electrónicos. 

La propuesta fue rechazada unánimemente en el parlamento canario con voces críticas provenientes de todos los partidos, tanto del PSOE, PP, NC o Podemos. La recriminación también llegó desde La Facultad de Ciencias de la Educación Física y el Deporte que manifestó que el deporte debía ser considerado como actividad física y no como un fenómeno social o cultural como podría ser la creciente afición a los videojuegos, y añadió que regularlos sería como incluir dentro del grupo de actividades del deporte a las apuestas deportivas. Finalmente, los videojuegos quedaron excluidos en el ateproyecto de la Ley del Deporte.


A pesar de las voces que criticaron la propuesta, el Gobierno Canario no desistió en darle a los videojuegos una consideración mejor que la que ahora tienen. Por un lado, manifestó su intención de aplazar el debate sobre juegos electrónicos para el futuro donde donde poder debatir si incluirlos en un nuevo ámbito llamado 'espacio digital'. Por otro lado, hemos conocido su propuesta de incluir una liga privada de videojuegos en los institutos canarios, algo que no tardó en levantar una gran oleada de críticas. El proyecto se pondrá en marcha en el próximo curso e incluirá un total de 20 centros de Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato y de Formación Profesional, a los que se incentivará con 6000 euros a cada uno con una inversión total de 120.000 euros. Al Gobierno Canario, se unen a este proyecto las sociedades anónimas deportivas SAD de la UD Las Palmas, la empresa de videojuegos Electronic Arts, responsable del videojuego FIFA 2018, y la compañía de telefonía Movistar.


La primera crítica llegó del Colegio de Profesores de Educación Física que, junto al Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza de Canarias, han manifestado su desacuerdo con la propuesta al considerar los videojuegos como una práctica sedentaria que, además, puede provocar adicción, tal y como ha reconocido recientemente la Organización Mundial de la Salud (OMS) . Estos colectivos consideran que el mensaje que ha enviado la Consejería de Educación a la sociedad, cediendo espacios educativos para la práctica de videojuegos, es un tanto imprudente. Sus críticas también se dirigen hacia el hecho de que el Gobierno Canario siempre encuentre justificaciones para poder recortar en educación y, sin embargo, sí que encuentre dinero para promover los eSports en las aulas.


                                                                                                          Fuente: La voz de Lanzarote


El Gobierno Canario no se ha quedado con los brazos cruzados y ha expuesto las razones que le han llevado a proponer esta liga entre institutos. La Consejera de Educación y Universidad, Soledad Monzón, defendió la pedagogía de esta práctica al ayudar y fomentar a que las familias hagan un uso responsable de los videojuegos además de manifestar que los juegos electrónicos ayudan a la inclusión e igualdad en los centros y contribuirán a que se desarrolle la competencia digital entre los estudiantes. Por su lado, partidos políticos de la oposición señalan la posibilidad de que haya intereses ocultos por parte del Gobierno Canario para subvencionar compañías privadas.

Los videojuegos

A pesar de que se pueden entender las razones que han llevado a las dos partes a defender unas posturas u otras, no se puede negar el imparable crecimiento que los videojuegos está teniendo en nuestro país y en Canarias. Para empezar, no son pocos los eventos que se realizan para la promoción y difusión de estos juegos adonde se acercan aficionados y profesionales del sector. Sin ir más lejos, este fin de semana, el Palacio de Formación y Congresos de Fuerteventura ha acogido el Campus Maxonet 2018 donde se desarrollan diferentes torneos de videojuegos y que tiene como objetivo el fomento de la tecnología en la isla.



Hay que destacar, también, que el mayor evento de tecnología y nuevas tendencias del país es el TLP Tenerife organizado por Innova 7 y el área Tenerife 2030 del Cabildo y que se desarrollará del 17 al 22 de julio. Este año, el evento quiere apostar por las empresas locales además de por las creaciones independientes que se quedan fuera de las modas de la industria.

Tampoco podemos pasar por alto el constante crecimiento que esta industria está experimentando en los últimos años. En el 2017, el sector apreció un crecimiento del 16, 9% con respecto al año anterior y facturando 1359 millones de euros (196 millones más que en 2016), un total que es superior a la suma de lo conseguido por la industria del cine y la música grabada juntas. Además, los videojuegos generan un total de 8.000 puestos de trabajo directos que generan, individualmente, 2,6 puestos más en otros sectores.


Ante las buenas cifras objetivas, quizá el rechazo social a los videojuegos se deba a las consecuencias que pueden provocar en los jóvenes. Esta claro que la práctica adictiva puede ser nociva en los cerebros adolescentes. Pero también hay que tener en cuenta los aspectos positivos que un juego saludable puede traer. Aspectos como la memoria, la capacidad de adaptación a los cambios (a lo que llamamos inteligencia) o convertirse en un apoyo para tratar enfermedades como la hiperactividad son algunos aspectos que ayudan a desarrollar los videojuegos y que han sido corroborados en diferentes estudios. En concreto, uno realizado por la Universidad de Iowa demostró que un grupo de voluntarios de más de 50 años que estuvieron jugando a videojuegos durante 10 horas al día, experimentaron un rejuvenecimiento de su cerebro de unos 7 años.

Esta demanda de poder ver a los videojuegos como una ayuda para frenar el degeneramiento  cognitivo se equipararía a la de otros juegos como el ajedrez, al que se le ha reconocido el estatus de deporte mental, o el poker, disciplina por la que muchos están luchando para que se le reconozca el mismo estatus que al ajedrez, como manifestó el profesor de economía y aficionado al juego de naipes Martí Roca, ahora embajador junto al jugador de poker Fernando Pons de una conocida sala online.


Los videojuegos son un arma de doble filo que puede trae aspectos positivos y negativos. Hay que saber entenderlos y filtrarlos para que no se conviertan en un problema sino que sean una oportunidad de poder desarrollar, de otra forma, partes de la materia gris que se estancan con el tiempo. Además, no podemos pasar por alto las oportunidades laborales que han abierto los juegos electrónicos y la constante profesionalización de los eSports que la sociedad no va a poder frenar. Canarias ya tiene un campeón, el jugador Carlos Che que se convirtió, el pasado mayo, en ganador de la primera edición del Roland Garron de tenis en su versión electrónica.


                                                                       Fuente: Las Provincias

Comentarios

.