El Cabildo reitera la defensa colectiva de la identidad y el paisaje de Fuerteventura en la entrega de los Premios 2018


El presidente del Cabildo insular, Marcial Morales, agradeció anoche a los galardonados con los Premios Fuerteventura 2018 su apuesta por la defensa de la identidad de la isla, una labor colectiva de la que ''ahora forman parte ustedes, y así queda esta noche oficialmente reconocido, como parte destacada de este proyecto colectivo que es una Fuerteventura con identidad, que cuida el talento de su gente, la mejor riqueza de su pueblo, con una sociedad civil fuerte, cuidadosa con el entorno natural privilegiado que nos rodea y cada vez más abierta al mundo''. ''Para defender su magia y su esencia, continuó, Fuerteventura sólo necesita una cosa: parecerse a sí misma''.




Desde anoche, por tanto, Fuerteventura suma once personas y entidades más que han hecho y hacen de la defensa de sus valores paisajísticos y medioambientales, de la construcción de una sociedad más comprometida, abierta y plural, un compromiso de vida.  Una isla, recordó Morales, ''que es referente en el uso de energías limpias y a la que vamos a defender con pasión en las batallas que hagan falta, como la que mantenemos actualmente –y vamos ganando-con Red Eléctrica, para impedir que arrasara con una hilera de torretas el bello paisaje del centro de este municipio de Antigua''.



El presidente del Cabildo insular, Marcial Morales, el vicepresidente y consejero de Turismo, Blas Acosta, representantes del Ayuntamiento de Antigua y portavoces de los grupos políticos del Cabildo,  entregaron la estatuilla a los galardonados en las distintas categorías, en un acto celebrado en el Centro Polivalente Manuel Sánchez González de Antigua, cuya inauguración la pasada semana contó con la actuación del timplista majorero Víctor Estárico. ''Un músico que fusiona tradición y modernidad y cuyo talento y puesta en escena bebe de la formación recibida en la Escuela de Música y Folklore que el Cabildo seguirá impulsando'', explicó Morales.




Marcial Morales presentó al doctor Antonio Ortega, Hijo Predilecto de Fuerteventura, como ''un claro ejemplo de las magníficos profesionales con los que cuenta la Sanidad en la isla, que seguirá creciendo en calidad con el trabajo de todos''.


De María Victoria Cabrera, a la que se reconoció a título póstumo como Hija Adoptiva de Fuerteventura, resaltó Morales que supo vislumbrar ''el potencial de combinar turismo rural y gastronomía a la hora de lograr la excelencia del destino'', ofreciendo esta excelencia en su establecimiento rural Era de la Corte.

A José Padilla Francés, Medalla de Oro de Fuerteventura, lo puso de ejemplo y demostración de cómo ''desde la empresa local se puede competir con grandes marcas, apostando fuerte por el sector primario, que ha sido una constante en su actividad empresarial''.

Del artista Antonio Patallo Valerón, Premio Cabildo al Mérito Artístico, destacó que es ''un clásico vivo gracias al que podemos disfrutar de un Parque Escultórico singular en toda la isla''. 

Por lo que respecta a los colectivos, Morales destacó especialmente la labor de los integrantes de la asociación lúdico cultural Más ruines que Caín, que, galardonados con la medalla de plata de la isla, ''han devuelto al lugar que les correspondía en la Historia las batallas de Tamasite y el Cuchillete, que demuestran que este pueblo, de natural tranquilo, es capaz de unirse y poner en su sitio a quienes intentan imponerle modelos de vida extraños''.

Al club de pesca Faro de La Entallada, también medalla de plata, le agradeció su colaboración en la recuperación del muelle de Gran Tarajal. En esta categoría también fueron premiados el Casino de Antigua y la Murga Las Ignorantes del Centro de Mayores de Morro Jable.

El Club Deportivo Caima Fuerteventura de Villaverde recibió el Premio al Mérito deportivo mientras que el Premio Cabildo de Fuerteventura al Mérito Social se concedió a Altihay Fuerteventura por su constante trabajo en defensa de los derechos de la comunidad LGTBI de la isla. El Premio Cabildo de Fuerteventura al Mérito Cultural se otorgó a la Asociación de Vecinos La Charca, por la tarea de dinamización de la vida sociocultural y deportiva del barrio que realizan desde su fundación.

El acto fue amenizado por diversas interpretaciones pertenecientes al espectáculo musical 'Timples y otros pequeñas guitarras del mundo' de Germán López, Beselch Rodríguez, Yone Rodríguez y el majorero Althay Páez, con la participación del cantante Jonathan Campos.

Comentarios

.