Cabildo Fuerteventura señala como práctica habitual de empresas que cuidan a su plantilla la realización de estudios de clima laboral



El presidente del Cabildo, Marcial Morales, justificó el estudio sobre el clima laboral que se realiza actualmente entre la plantilla de la Corporación en la necesidad de conocer la opinión de cada trabajador sobre el ambiente en que desarrolla sus tareas y funciones y de contar con aportaciones ‘’que contribuyan a un mejor ejercicio del trabajo que se hace en el Cabildo en beneficio de las personas que reciben esos servicios, que es la ciudadanía de la isla’’.

Morales compareció hoy, lunes 23 de julio, a petición de Nueva Canarias, para explicar la realización de dicho estudio, asegurando que se está sacando de contexto y ‘’convirtiendo en chascarrillo’’ una práctica ‘’que es absolutamente normal y habitual entre empresas que se proponen cuidar a sus empleados’’, y una propuesta, homologada en el mercado, que está llevando a cabo una empresa especializada en la materia. Por último, recordó el presidente la voluntariedad de la participación de cada trabajador en las fases que se han llevado a cabo hasta ahora, insistiendo en que el objetivo final es mejorar el ambiente de trabajo, aumentando con ello la calidad del servicio que se presta, ‘’siempre desde el diálogo con el personal de la Corporación’’.

Por lo que respecta a la Ley de contratos del sector público, también pidió Nueva Canarias comparecencia del presidente para que explicara las incidencias que ha generado la aplicación de la ley de contratos del sector público. La norma marca un antes y un después en los procedimientos e impone una mayor complejidad a la hora de tramitar los expedientes y los procedimientos de contratación. ‘’Ante esto hemos tratado de convertir los problemas en oportunidades y en poner la máquina al máximo rendimiento en una situación que es de gran complejidad. Pero estoy convencido de que en adelante no habrá ya más dificultades que las que acarrea el día a día’’, señaló Morales.

‘’Se requería -explicó Morales- una preparación específica del personal propio, una formación que el Cabildo hizo extensiva a las plantillas municipales, y también a los pequeños y medianos empresarios, a través de la Cámara de Comercio, para que aprendan lo necesario para aprovechar al máximo las posibilidades que ofrece esta ley’’. A partir de la entrada en vigor de la norma, el pasado 9 de marzo, ‘’cada departamento ha trabajado duro y de forma coordinada para facilitar las cosas, porque la ley añade un nivel de complejidad notable. Se ha reforzado el cumplimiento de la dinámica interna del Cabildo y en ese proceso estamos. El personal ha entrado con ganas en esta nueva etapa’’, concluyó.
En otro orden de cosas, con 20 votos a favor y tres abstenciones, el Pleno del Cabildo de Fuerteventura aprobó el reglamento del Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento (SPEIS), que establece los criterios básicos para la organización, el funcionamiento y la coordinación de los citados Servicios. Tras la aprobación por parte del Pleno, el documento se expondrá durante un mes a información pública y audiencia a toda persona interesada, periodo durante el cual se pueden presentar sugerencias y reclamaciones.
El Cabildo asume estos servicios en los municipios de Antigua, Betancuria y Tuineje, que con menos de 20.000 habitantes, no los pueden garantizar en sus respectivos ámbitos territoriales. Por esta razón, se ha optado por la gestión directa del servicio público, bajo la dirección y supervisión del Área de Seguridad y Emergencias del Cabildo. Con todo, la actuación del SPEIS podrá extenderse fuera de estos territorios, en respuesta a una solicitud de ayuda de otros municipios o del 112 en situaciones de grave riesgo, catástrofe o calamidad pública.
La creación de este Servicio da continuidad al trabajo iniciado por la Consejería de Seguridad y emergencias, que gestiona José Roque Pérez, al comienzo de la legislatura para instaurar un servicio que mejora la seguridad de vecinos y visitantes. Al mismo tiempo, en palabras de Pérez, ''generará trabajo público de calidad que cambiará la capacidad de respuesta de la Administración ante cualquier situación de riesgo en cualquiera de estos tres municipios o, por extensión, de toda la isla''. En este sentido, se ofertarán inicialmente 24 plazas, cuatro sargentos, cuatro cabos y 16 bomberos, un número éste ampliable en el futuro, en función de las necesidades del servicio. El servicio se prestará desde dos bases operativas, ubicadas en Tuineje y Antigua, respectivamente. Se ofrecerá de modo continuado, durante 24 horas, con presencia física en turnos de trabajo de 12 horas. Para el cometido de sus funciones, el personal contará con vehículos con los últimos avances técnicos y tecnológicos.
Otro de los puntos del orden del día que el Pleno aprobó por unanimidad fue el reglamento de régimen interno de la Residencia Insular para personas con discapacidad y Centro de Día de Fuerteventura, que establece la organización y el funcionamiento de la misma, que presta una atención integral, habilitación personal y social, rehabilitación y convivencia a quienes por su situación no puedan permanecer en su hogar durante todo el día.
Asimismo, el Pleno acordó de forma unánime la declaración institucional contra el acaparamiento de los productos de alimentación animal del Régimen Específico de Abastecimiento (REA), que señala cómo ''en 5 meses un grupo de operadores han consumido la totalidad de los productos del REA necesarios para la producción ganadera de Canarias que se supone deben ser usados a lo largo de todo el año. Un hecho muy grave, sin precedentes en la historia del REA, fruto de una práctica especulativa que va en contra de la propia finalidad del REA''. El Cabildo insta a la Consejería de Economía, Industria y Comercio del Gobierno de Canarias a abrir expediente a los operadores que han adquirido el producto, y a que los organismos competentes establezcan los pertinentes controles para que los ganaderos no se vean afectados por un posible incremento de los costes.
Igualmente, también por unanimidad se aprobó la declaración institucional de Fuerteventura como zona internacional de paz y derechos humanos, una consideración que reforzaría el papel de la isla y el Archipiélago como puente entre continentes y culturas, haciendo de Canarias un espacio para el diálogo y la cooperación sobre la cultura de la paz, el desarrollo sostenible y los derechos humanos'. Así, el Cabildo insta a los gobiernos regional y del Estado ''a comprometer los esfuerzos necesarios para impulsar la Zona Internacional para la Cultura de Paz y Derechos Humanos en el ámbito de Canarias comenzando por Fuerteventura''.
Igualmente, y también de modo unánime, se acordó sacar a exposición pública la modificación de las normas de conservación del Sitio de Interés Científico de la Playa del Matorral.
Por lo que respecta a la suspensión del Fuerteventura en Música (FEM), el consejero de Cultura, Juan Jiménez, que compareció a petición del Grupo Popular, explicó que se optó por suspender la edición de este año, ‘’una solución triste y poco satisfactoria pero necesaria. No estamos buscando una excusa. Si hubiera sido factible mantenerlo lo hubiéramos hecho. Pero había razones administrativas de peso que aconsejaban la decisión que tomamos’’, concluyó. Jiménez garantizó que se está trabajando en estos momentos en distintos eventos y también adelantó que hay intención de presentar el cartel de 2019 antes de que termine el año.

Comentarios

.