Fuerteventura.- La rotonda del Valle de Santa Inés con Betancuria, primera de la Isla en iluminarse únicamente con energía fotovoltaica



El Cabildo de Fuerteventura ha instalado un sistema de alumbrado fotovoltaico en la rotonda de intersección de las carreteras FV-30 y FV-416, ubicada en el cruce de caminos entre las poblaciones de Antigua, Valle de Santa Inés y Betancuria. Se trata de la primera glorieta de la Isla cuyas luminarias se abastecen únicamente con energía solar, gracias a la colocación de 12 paneles fotovoltaicos, que generan una potencia de 2,8 kWp.

Con este tipo de actuaciones avanzamos en el objetivo de que Fuerteventura siga un sistema de energías renovables, en este caso con una glorieta con iluminación perfectamente sostenible”, explica el presidente del Cabildo, Marcial Morales.

Según el consejero de Industria, José Juan Herrera, “se trata de una experiencia piloto que se trasladará a otras rotondas de la Isla y que ha servido además para garantizar la seguridad del tráfico en este punto de la red insular de carreteras”.

Las obras, incluidas en el Fondo de Desarrollo de Canarias (Fdcan) han supuesto una inversión de 58.850 euros, instalándose una columna de alumbrado público de diez metros de altura en una rotonda de 13,9 metros de diámetro. En el interior de la glorieta se construyó una solera con pequeñas pendientes, sobre las que se han colocado los paneles fotovoltaicos. La instalación cuenta con una cámara de seguridad y ornamentación vegetal.

Esta actuación está incluida en las iniciativas que lleva a cabo el Cabildo de Fuerteventura para conseguir un cambio de modelo energético hacia la independencia que ofrecen materias primas como el sol y el viento.

En este sentido hay que destacar el programa de ayudas a la implantación de energías renovables que ha hecho realidad la independencia energética de una decena de granjas ganaderas y viviendas.



Comentarios

.