Fuerteventura.- Cientos de personas aprenden y disfrutan en el festival Conscientis







Puerto del Rosario, 21 de mayo.- La primera edición del festival Conscientis Fuerteventura brindó a cientos de ciudadanos de forma gratuita la oportunidad de aprender y disfrutar de las múltiples actividades que durante este fin de semana llenaron de conocimiento y diversión el parque La Gavia de Los Hormiga de la capital majorera.


Fue un fin de semana intenso donde los objetivos del festival Conscientis se han cumplido: remover la consciencia de los ciudadanos para inspirar un mayor respeto y cuidado por su salud, junto a la de todos los seres vivos del planeta, protección y cuidado del medio ambiente unido a la intervención en el espacio con permanencia en tiempo. De hecho, la Gavia ofrece un  nuevo rostro lleno de color y creatividad.

El festival dio comienzo con una interpretación del maestro Blas Sánchez quien nos deleitó con su guitarra en la carpa de ponencias, un espacio muy concurrido en el que nos expusieron su saber expertos nacionales e internacionales de reconocido prestigio. Todos ellos compartieron su tiempo de forma altruista para demostrarnos que la salud humana, la de los animales y la del planeta van de la mano, por tanto es posible hacer el cambio a un modelo de vida más sostenible desde el conocimiento y la actitud positiva.

El presidente del Cabildo Insular, Marcial Morales, dedicó unas palabras de apertura para después recorrer distintos stands del festival. Igualmente, el alcalde de Puerto del Rosario, Nicolás Gutiérrez, y las concejalas Paloma Hernández y Rita Darias, así como algunos consejeros del Cabildo también asistieron a la inauguración del evento.
  

Entre el amplio abanico de propuestas ofrecidas en el festival Conscientis, se puede destacar la cobertura de todas las plazas disponibles en los 19 talleres, al igual que en el showcooking. Las exhibiciones de disciplinas físicas así como las actividades infantiles también fueron muy bien acogidas por el público, mientras que el mercadillo estuvo muy concurrido, lo mismo que la zona de actuaciones musicales.

Quizá, el ‘Popeye’ de Bernard Pras, pudo ser la obra artística que pasara un tanto desapercibida debido a que estaba ubicada en un contenedor, y para contemplarla en toda su magnitud era preciso mirar por un agujero instalado en la parte frontal, mientras que si se miraba por una ventana lateral se podía comprobar que estaba realizado con basuras marinas y objetos reciclados. 

Muchos de los visitantes se sorprendieron de la gran cantidad de detalles que ofreció el festival, de la multitud de propuestas ofertadas, y en especial del cuidado y cariño que se percibía en el ambiente.

El equipo de organización del festival Conscientis agradece a todos los voluntarios que de manera altruista han contribuido con su esfuerzo para que el festival llegara a buen puerto. Y por supuesto, da las gracias a las instituciones y a todos los agentes implicados en este proyecto por el gran apoyo recibido en esta primera edición.



Comentarios

.