Fuerteventura.- Blas Acosta destaca la labor emprendedora de varias empresas de Tuineje y Antigua vinculadas al turismo rural






El vicepresidente y consejero de Turismo del Cabildode Fuerteventura, Blas Acosta, visitó recientemente varias empresas del municipio de Tuineje y Antigua vinculadas al turismo rural y la gastronomía a las que reconoció el esfuerzo por apostar por la diversificación turística y la apuesta por el turismo del interior.

Blas Acosta tuvo la oportunidad de visitar La Fábrica de Aloe, en Tiscamanita, las casas rurales La Morisca y Teberite, en Tuineje y el Restaurante Casa  Tino Matoso de Valles de Ortega, tres empresas que han sabido adaptar sus propuestas de negocios al turismo.

El responsable insular de Turismo agradeció la labor de estas empresas y la apuesta de estas personas autónomas por crear sus proyectos en Fuerteventura a la vez que manifestó que “es obligación del Gobierno de la isla ayudarles en cada una de las actividades promocionales y seguir trabajando conjuntamente”.

La primera de las visitas fue a La Fábrica de Aloe en Tiscamanita. Fue creada en 1987 y está destinada a la producción y comercialización del aloe vera en toda Europa.

El consejero de Turismo visitó junto a uno de sus propietarios y gerente de la empresa, Armando Melián, las instalaciones y conoció el proceso de tratamiento del aloe hasta convertirlo en un componente más para los productos de cosmética.

Además, participó en un workshop donde, tomando como materia el aloe vera, el aguacate y el limón, se crea una crema corporal. Precisamente, estos workshop se realizan con excursiones de turistas de cruceros y agencias.


Acosta también visitó las casas rurales Teberite y La Morisca, ambas con el sello del Sistema Integral de Calidad Turística en Destino (Sicted) que concede el Ministerio de Turismo. Precisamente, La Morisca fue la primera casa rural de la isla en obtener este sello de calidad. 

Además, sus propietarios Carmelo García e Inma Ramírez recibieron en 2016 el Playas de Oro a la Mejor Iniciativa de Calidad que concede el Patronato de Turismo.

Acosta visitó las instalaciones y conoció los nuevos proyectos que planea llevar a cabo el matrimonio, vinculados al turismo rural. Esta empresa trabaja con varias agencias y su clientela está representada en un 80% por el turismo alemán.

La visita culminó en el restaurante Casa Tino Matoso, abierto en noviembre de 2017 en Valles de Ortega. Su cocinero Agustín  Matoso ha sabido convertir las tradicionales recetas majoreras con productos como la carne de cabra o de cabrito en un atractivo turístico consiguiendo que varias veces en semana grupos organizados de turistas visiten el local.


Comentarios

.