Fuerteventura.- Asofuer asegura que no es el momento de debatir sobre la tasa turística



·   El presidente de la patronal turística majorera, Antonio Hormiga, aboga por destinar a infraestructuras turísticas en espacios públicos y cuidado del entorno, el 2% del IGIC que el Gobierno incrementó al sector hotelero con la promesa incumplida de recuperar el tipo impositivo general del 5% una vez superada la crisis
Puerto del Rosario, 3 de mayo de 2018.- El presidente de la patronal turística majorera, Antonio Hormiga, insta a las formaciones políticas a que abandonen la idea de establecer una tasa turística en el archipiélago “porque este no es el momento”. El presidente de Asofuer apunta que el turismo es un sector “extremadamente sensible a los cambios y no se pueden hacer experimentos con lo que representa el motor económico de las Islas”.
Además, recuerda que para afrontar la crisis económica, el Gobierno de Canarias incrementó en dos puntos el IGIC al sector con la promesa  de volver a establecer el tipo general del 5% una vez recuperado el dinamismo económico. “Una promesa que no ha cumplido a pesar de que ahora se recauda más que al inicio de la crisis y que el Estado ha incrementado la financiación para el archipiélago”.
En este contexto, que algunos partidos obvian, Antonio Hormiga aboga por “destinar ese dos por ciento que no hemos recuperado, a inversiones que tengan que ver con la mejora del destino y de las infraestructuras turísticas en espacios públicos así como en el cuidado del entorno”. Sería, a su juicio, “una medida que, no siendo justa porque lo justo sería que el Gobierno cumpliera con su promesa, sí sería factible y evitaría poner en peligro el destino como podría hacer la implantación de un gravamen al turista por el mero hecho de venir a las islas”.
Asofuer pide prudencia ante la incertidumbre que produce la recuperación de los destinos competidores directos que ya se está traduciendo en un descenso en las reservas confirmadas a partir de 2019. Además, destaca Hormiga, también hay que tener en cuenta toda la oferta ilegal que existe, al margen de la reglada, “que nos va a hacer una competencia directa absolutamente desleal cuando ya no haya tantos turistas y haya que pelear por cada visitante”. Hace falta regular primero bien el mercado, establecer reglas justas y equitativas para todos y debatir sobre el modelo que queremos implantar.

Comentarios

.