Gobierno Canarias planteará una mediación para solucionar las discrepancias entre AENA y los colombófilos


El consejero de Turismo, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias, Isaac Castellano, mostró a la diputada del Grupo Nacionalista Canario por Fuerteventura, Nereida Calero, su disponibilidad para llevar a cabo una mediación entre el Ministerio de Fomento --a través de AENA y las entidades relacionadas con navegación aérea-- con los clubes y Federación de colombofilia,  con el objetivo de coordinar mejor esta actividad deportiva con la seguridad del entorno aeroportuario.


Nereida Calero expuso el caso de Lanzarote, donde la Agencia Estatal de Seguridad Aérea, dependiente del Ministerio de Fomento, abrió un expediente sancionador por importe de 177.000 euros a la Federación de Colombofilia, por una denuncia de Aena motivada por una decena de sucesos en los que aseguran que la suelta de palomas invade el espacio aéreo de Lanzarote, poniendo en riesgo diversos vuelos.


“Se trata de un conflicto que viene de atrás y que, si no se soluciona, puede poner en peligro de supervivencia una actividad deportiva con importante arraigo social y hasta histórico en Lanzarote, como en la práctica totalidad del Archipiélago”, indicó Nereida Calero.


En el expediente a que ha tenido acceso la diputada nacionalista se responsabiliza al colectivo de estos incidentes, porque entiende que se corresponden con fechas en las que existía una suelta programada por la federación. Asimismo, se ordena como medida extraordinaria el cese de la actividad por parte de la federación y que se suspendan las posibles sueltas programadas en el futuro.


La infracción, calificada de ‘muy grave’ por Seguridad Aérea, sanciona las sueltas de palomas que el organismo asegura que han invadido el espacio del aeropuerto de Lanzarote en distintas ocasiones y de manera reiterada en fechas comprendidas entre el 25 de noviembre de 2016 hasta el 8 de marzo de 2017.


Por su parte, la Federación Canaria de Colombofilia considera que se trata de una resolución tomada sin rigor alguno con la intención de hacer responsable al colectivo de hechos que no son de su responsabilidad.


Cree que Seguridad Aérea se atribuye así competencias que la ley no le ha dado para imponer  prohibiciones generales.

Además, considera que un posible cese de la actividad colombófila debería pasar por acuerdo del Consejo de Ministros, previa indemnización.

Por todo ello, la diputada Nereida Calero consideró que “aunque la Consejería y el Gobierno de Canarias no tengan competencias, sí es cierto que su labor de mediación puede aclarar los problemas y ayudar a alcanzar acuerdos que garanticen la seguridad aérea al mismo tiempo que permitan el desarrollo de la actividad colombófila”.


Comentarios

.