Fuerteventura.- 30 jóvenes con titulaciones universitarias y de FP completan su formación en empresas con el Programa Inserta




 Treinta jóvenes egresados universitarios y titulados en Formación Profesional de la Isla realizan prácticas en diecinueve empresas, dentro del Programa de Formación Dual Inserta que lleva a cabo por segundo año consecutivo el Cabildo de Fuerteventura, con el apoyo de la Fundación Universitaria de Las Palmas (FULP) y financiación del Fondo de Desarrollo de Canarias (Fdcan).

El presidente del Cabildo de Fuerteventura, Marcial Morales, el gerente de la Fundación Universitaria de Las Palmas, Eduardo Manrique de Lara, y el consejero de Empleo, Rafael Páez, realizaron una visita a varias de las empresas donde estos jóvenes realizan la formación práctica para su inserción en el mercado laboral.

Esta formación tiene una duración de diez meses en diferentes empresas o entidades. Además, estos treinta jóvenes reciben al mismo tiempo formación teórica online a través de la FULP, en un proyecto que persigue incentivar la inserción laboral en Fuerteventura.

Para ello, la Corporación insular ha destinado a los beneficiarios becas de una cantidad aproximada de 800 euros, facilitando el aprendizaje y, por otro lado, que las empresas conozcan sus capacidades y puedan contratarlos”, explica Marcial Morales.

Por su parte, Rafael Páez, señala que "el programa tiene una media de inserción laboral superior al 60%".


Asimismo, Eduardo Manrique de Lara, ha valorado positivamente el inicio de esta segunda edición del programa. “Los jóvenes han hecho un esfuerzo por formarse, pero les faltaba la posibilidad de tener una experiencia práctica en sus ámbitos profesionales, desarrollando las competencias que adquirieron durante sus estudios y aprendiendo además las dinámicas de trabajo de las empresas”, añade.

El Programa de Formación Dual Inserta forma parte del Plan Estratégico de Formación y Empleo del Cabildo de Fuerteventura y permite a los participantes completar o adquirir competencias técnicas y transversales que le faciliten una futura incorporación laboral.

Los treinta participantes son desempleados menores de treinta años, sin experiencia previa en su campo profesional. El itinerario formativo está diseñado con la ayuda de profesionales técnicos en orientación laboral, donde se realiza una evaluación inicial del alumno, un test de competencias lingüísticas, un test de competencias básicas y otro sobre su capacidad de emprendimiento. De este modo, se le ofrece a cada joven un diagnóstico completo, que le ayudará a orientar las acciones formativas que mejoren su empleabilidad.

Los beneficiarios tienen acceso a una metodología práctica y dinámica, basada en sus propios intereses y experiencias anteriores, con el fin de otorgarle la posibilidad de ir descubriendo sus necesidades, en base a sus motivaciones, y tomar las decisiones más adecuadas.

El pasado año, otros treinta egresados universitarios y de FP participaron en este proyecto, realizando prácticas en diferentes departamentos del Cabildo.

Comentarios

.