Lola García subraya importancia de implicar a la comunidad educativa en torno al Plan de Igualdad y prevención de la violencia de género




La diputada del Grupo Nacionalista Canario por Fuerteventura, Lola García, subrayó hoy la importancia del trabajo que la Consejería de Educación y Universidades viene haciendo en torno al denominado “Plan para la Igualdad y prevención de la violencia de género 2017-2020. Coeducar en el sistema educativo canario”.


Lola García planteó hoy una comparecencia en el Pleno del Parlamento de la consejera de Educación y Universidades, Soledad Monzón, sobre la aplicación de esta herramienta “fruto de la participación y la implicación de muchos agentes”.

Explicó que “el profesorado, y en general la comunidad educativa, está cada vez más implicado en la promoción de la igualdad de género com una de las claves cotidianas de trabajo”.

Con respecto al contenido de la planificación objeto de la comparecencia, Lola García destacó aspectos específicos como la  creación de la Primera Unidad de  Igualdad en Educación con representación de los órganos directivos de la Consejería de Educación y Universidades, que realizará el seguimiento y actualización del Plan para asegurar su eficacia.

Planteó la necesidad de recursos como el denominado ‘Libro blanco de Igualdad de Género’, cuyo alcance debe superar incluso los límites del propio centro educativo.

Hizo además especial hincapié en que los Planes de Igualdad de Centro, “se conviertan en herramientas vivas y no acaben siendo meros copias y pegas”.

Con relación a la Educación Afectivo-Sexual, que centra uno de los ejes de la planificación, subrayó la importancia de crear una línea de trabajo específica para y del denominado ‘Servicio de asesoramiento LGTBI’  desde el Servicio de Innovación,para toda la comunidad educativa.

Insistió, no obstante, en el necesario soporte para desarrollar esta planificación con la dotación de recursos en forma de tiempo y de personal, “porque no se trata tanto de un planteamiento económico, no es más presupuesto a lo que me refiero. Sino a organizar las funciones y competencias bien, dentro del centro educativo”.

Y también de potenciar los cambios de actitud. “Me refiero al propio profesorado y al PAS. Pero también, a extender e implicar a los padres y madres, al entorno de la comunidad educativa. A las instituciones locales. A las formas de vida del entorno. Hoy estamos comenzado a conseguir visualizar la desigualdad, y eso es importante porque es el primer paso para actuar y cambiar. Pero hay que ir más allá, porque detrás de este trato desigual pueden venir situaciones de acoso para el alumnado y violencia que se enraízan en los jóvenes y transmiten desgraciadamente de adultos”, señaló la diputada majorera.


Comentarios

.