Fuerteventura.- Se refuerzan las barreras de contención en el muelle de Gran Tarajal ante la aparición de una nueva pérdida de combustible




·        Los informes preliminares de Salud Pública descartan elementos contaminantes en las zonas del baño

·        Esta tarde, los buzos de la consignataria realizarán una primera valoración para el sellado y extracción de maquinaria y carburante


La aparición de una pequeña pérdida de combustible, fácilmente dispersable, obligó a rodar esta mañana las barreras instaladas en el Muelle de Gran Tarajal, según informó la viceconsejera de Medio Ambiente del Gobierno de Canarias, Blanca Pérez. “En estos momentos, la mayor parte del fuel sigue confinado y contenido en el muelle y en las próximas horas, si las condiciones del mar lo permiten, se intentará colocar barreras dobles y triples cerrando la bocana del muelle pesquero”, añadió.

En cuanto a la posible contaminación del mar y del aire, Blanca Pérez manifestó que los primeros resultados de las muestras de agua que ayer recogió Salud Pública en la playa y en la zona de la desaladora descartan elementos contaminantes en las zonas de baño. Asimismo, informó que la unidad de medición de la calidad del aire se encuentra ya en funcionamiento y con que, con los datos recogidos hasta el momento, se puede decir que el vertido producido en el puerto de Gran Tarajal no supone un riesgo de cara a la calidad del aire, encontrándose los valores muy por debajo de las referencias normativas actuales.

La unidad móvil desplazada a Gran Tarajal dispone de tres equipos de medición; un analizador de Benceno, Tolueno y Xilenos, un analizador de dióxido de azufre (SO2) y uno de óxidos de nitrógeno (NOx).

El Benceno, el Tolueno y los Xilenos (BTX), son compuestos orgánicos volátiles procedentes de los combustibles, pinturas, disolventes, etc.
 

La viceconsejera anunció que esta tarde está previsto que una primera valoración de los buzos de la consignataria para planificar las labores de sellado, extracción del carburante y de la maquinaria que pueda generar contaminantes.

Por su parte, el presidente del Cabildo de Fuerteventura, Marcial Morales, apuntó que las investigaciones determinarán qué actuaciones se llevaron a cabo y si se tomó alguna decisión incorrecta, pero que ahora es el momento de colaborar entre administraciones para resolver esta situación lo antes posible. "Una vez de vuelta a la normalidad será el momento de plantear conjuntamente qué inversiones son necesarias en este puerto".

El director general de Puertos Canarios informó que han activado sus propios recursos para adoptar medidas lo antes posible. "Hemos colocado barreras en colaboración con la cofradía de pescadores y de Salvamento Marítimo y aportaremos también buzos para que la consignataria y el PECMAR disponga de más información”.






Comentarios

.