Fuerteventura.- Repartirán en cofradías, pescaderías y restaurantes 500 carteles con las tallas mínimas de los pescados



Entre los 11 centímetros de la sardina de ley y la boga y los 45 centímetros del mero oscilan las tallas mínimas que deben tener los pescados que se comercializan en cofradías, pescadería y restaurantes. 

El Cabildo de Fuerteventura, a través del programa Biosférate, repartirá 500 carteles en los que aparecen 17 especies de pescado, con su denominación y sus respectivas tallas mínimas establecidas para sus capturas. Las tallas mínimas se definen en función de rigurosos estudios científicos que aseguran que se trata de ejemplares que han vivido lo suficiente como para haber tenido crías. Cumpliendo estas normas se protegen los recursos pesqueros.

El material fue presentado recientemente por el presidente del Cabildo de Fuerteventura, Marcial Morales, y el consejero de Agricultura, Ganadería y Pesca, Juan Estárico, a los presidentes de las Cofradías de Corralejo, Gran Tarajal y Morro Jable, Fito Carballo, Juan Ramón Roger Carreño y Juan Placeres, entre otros, y el director general de Pesca del Gobierno de Canarias, Orlando Umpiérrez García.

"Este cartel estará presente en todos los pasos del circuito comercial que se sigue desde las capturas pesqueras hasta que el producto llega a la mesa", manifestó Morales. "El objetivo es que las capturas sean respetadas en su tamaño y capturadas y comercializadas sólo cuando son adultos, sólo cuando tienen las dimensiones adecuadas, con la finalidad de preservar nuestro mar, y que la riqueza marina que tenemos sea pan para hoy y pan para mañana", añadió.

Para Carballo, "este cartel es muy necesario porque la gente ve a escala real la medida que tienen que tener los pescados". "La inspección pesquera en los restaurantes está pidiendo la escala de los pescados", añadió, por lo que, en su opinión "es algo muy importante que también se reparta en restaurantes".

Roger Carreño manifestó que es un material útil "para que la gente sepa a lo que se atiene" y felicitó la iniciativa llevada a cabo por el programa Biosférate "porque está a escala de tamaño real. Es bastante ilustrativo y llamativo".

Juan Placeres aseguró que el cartel "sirve de información para pescadores. Es muy realista y está realmente logrado. Los pescadores saben cuáles son las tallas mínimas, pero sobre todo servirá para informar a la gente de la calle que prácticamente las desconoce".

Juan Estárico añadió que también es un material que "ayudará a los ciudadanos que practican la pesca deportiva". Anunció que los carteles se pueden recoger en las oficinas de GDR o en las Agencias de Extensión Agraria de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca de Puerto del Rosario y Gran Tarajal.

El cartel forman parte de una campaña del programa Biosférate que comparte objetivos con la estrategia de desarrollo local participativa del sector pesquero desarrollada por el Grupo de Acción Costera de Fuerteventura. Así, se trata de mejorar la imagen de la pesca artesanal, en general, y el conocimiento que el gran público tiene de la misma, incrementando la visibilidad y la accesibilidad del producto de la pesca artesanal, guiando a los consumidores hacia los puntos de venta o consumo, y haciendo consciente a la sociedad de que es cosa de todos velar por una pesca sostenible.

Los carteles se repartirán en pescaderías, mercados, supermercados y restaurantes que deseen participar en la campaña, colocándolos a la vista de sus clientes, para que puedan apreciar a tamaño real las tallas mínimas de captura de las principales especies de pescados comercializados en Canarias

La pesca en Fuerteventura es sobre todo pesca artesanal, representada por las Cofradías de Pescadores de Corralejo, Gran Tarajal y Morro Jable, y caracterizada por el pequeño tamaño de las embarcaciones, la limitada potencia y consumo energético de sus motores, unas tripulaciones marcadas por el parentesco o la amistad y estrategias polivalentes de captura, que aprovechan la gran diversidad del ecosistema marino insular sin comprometer la viabilidad de la población de la especie objetivo y sin ejercer un impacto negativo sobre otras especies.

Concienciados en la necesidad de construir un futuro que apueste por una pesca sostenible y responsable, entre otras actuaciones, se acordó por unanimidad del sector solicitar a la Administración de la Comunidad Autónoma de Canarias la supresión de la pesca con palangre en todo el litoral, dado que se considera muy perjudicial para la permanencia de los recursos del litoral y la garantía de su futura conservación.

Esta iniciativa del cartel de tallas mínimas se ha desarrollado en colaboración con la Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca del Cabildo de Fuerteventura, el Grupo de Acción Costera de Fuerteventura y el Cabildo de Gran Canaria



Hay que recordar que el proyecto Biosférate tiene como objetivos la concienciación y divulgación entre la población local de los valores naturales y culturales que han hecho que Fuerteventura haya sido declarada Reserva de la Biosfera. Preservar la pesca artesanal y sostenible es uno de los objetivos establecidos en la función de desarrollo para integrar el progreso humano y económico con la conservación del medio, la cultura y las tradiciones.

Comentarios

.