Cabildo de Fuerteventura y Diócesis de Canarias restauran el cuadro de 'Ánimas' de la Iglesia de Tetir



El Cabildo de Fuerteventura ha culminado el proyecto de restauración del cuadro de Ánimas de la Iglesia de Santo Domingo de Guzmán, de Tetir, dentro de las acciones recogidas en el convenio suscrito entre la Corporación insular y la Diócesis de Canarias para la conservación del patrimonio cultural de titularidad eclesiástica de la Isla con la categoría de Bien de Interés Cultural (BIC). El cuadro de Ánimas es una pintura de grandes dimensiones y estilo barroco, que se ubica junto a la entrada lateral de la iglesia. Según historiadores, la pintura fue encargada por la Cofradía de las Ánimas entre los años 1792 y 1800.

"Son obras que venimos desarrollando para restauran inmuebles, figuras, púlpitos y cualquier otro elemento patrimonial que esté deteriorado y que necesite preservarlo", manifestó hoy, jueves, día 22 de marzo, el presidente del Cabildo de Fuerteventura, Marcial Morales, durante la visita que realizó al cuadro de Ánimas junto al vicario general de la Diócesis de Canarias, Hipólito Cabrera, y el consejero de Cultura, Juan Jiménez.

Durante el proceso de restauración del cuadro de Ánimas se detectó que la escena había sido objeto de una intervención anterior, para la que se usó una técnica más gestual manifestada en pinceladas de grueso empaste y trazos largos y sueltos que cubrió totalmente la policromía original de la obra. Otra intervención posterior a la ejecución del cuadro, realizada con el objetivo de consolidar el soporte, provocó deformaciones en el reverso de la obra, unas afecciones que han sido eliminadas con la actual restauración.

"Ha sido una restauración ardua, difícil y compleja pero el trabajo realizado por los restauradores han hecho una muestra perfecta de lo que significa la pintura y lo que allí se expresa, que es el cuadro de Ánimas", detalló Hipólito Cabrera. Anunció que en breve se iniciarán los trabajos de restauración de un retablo en la Iglesia de Santa María, de Betancuria, la Cajonera del Valle de Santa Inés, del siglo XVI, así como el cuadro de la meditación de Santa Teresa, de la Iglesia de Ampuyenta, así como el confesionario del siglo XVII de la Iglesia de la Vega de Río Palmas

Durante el proceso de restauración del cuadro de Ánimas de la Iglesia de Tetir se realizó una limpieza de superficie con el objetivo de igualar las zonas y se procedió a reintegrar la capa pictórica y reforzar la policromía. El equipo restaurador llevó a cabo además un tratamiento en el reverso y el barnizado final de protección, entre otras acciones.

En el marco del cuadro se realizó un tratamiento de limpieza de superficie, eliminándose el polvo, la tierra y otros depósitos. Se ejecutaron además tratamientos para la eliminación de insectos xilófagos y de consolidación de los estratos de preparación, policromía y dorado, entre otras actuaciones.

"Fuerteventura atesora un contingente de arte sacro, más del 90% del arte conocido es de esa naturaleza. Tengamos en cuenta de que es arte que en gran parte de los casos supera los cuatro siglos y obviamente el paso del tiempo genera unas inclemencias y un estado de conservación ciertamente mejorable. En ese sentido año tras año se viene anexando una serie de obras de restauración de esos muebles e inmuebles de manera que se pueda conservar en el mejor estado", manifestó Juan Jiménez.

Gracias a este convenio de colaboración, el Cabildo ha restaurado además la talla de madera de San Ramón Nonato de la Ermita de Nuestra Señora de la Merced de El Time, con el objetivo de devolver a la imagen un aspecto más acorde con el original. Por su similitud con otras obras comparables de la Isla, se considera que la talla data de una fecha no posterior al siglo XVIII. La imagen se encontraba totalmente repintada y remodelada, con volúmenes añadidos y modificación de los ropajes. Estas alteraciones afectaban al valor estético de la imagen, alejándola del estilo sencillo característico del arte histórico de la Isla.

Con la actual restauración, se han eliminado todas estas modificaciones, rescatándose además la policromía original, poniendo en valor así esta antigua talla mediante el uso de materiales originales, como yeso y colas animales.

Jiménez anunció que se ha incoado expediente para que el Gobierno de Canarias declare BIC el convento de Betancuria que es quizá el último paso para que todo el entramado histórico de Betancuria vea conservado su patrimonio histórico. 

Comentarios

.