¿Qué necesitas saber para solicitar un préstamo? Préstamos de hogar y reformas



A estas alturas de la película supongo que todo el mundo sabe lo que es un préstamo, pero por si hay algún despistado: un préstamo es una operación, normalmente a través de entidades financieras, aunque en la actualidad podemos encontrar empresas especializadas en este tipo de negocios jurídicos, que pone a nuestra disposición una determinada cantidad de dinero a través de un contrato por el cual nos comprometemos en el plazo establecido a devolver ese dinero.

Fijándose unos determinados intereses estos irán aumentando a medida que no se cumplan los plazos establecidos para devolución de dicho préstamos, de aquí es de donde sacan los beneficios estas entidades financieras o empresas, en definitiva no son ONG, tienen que ganarse la vida prestando el dinero.


​¿Es aconsejable solicitar estos préstamos?

Lo primero que vamos a tener que valorar a la hora de plantearnos si solicitar o préstamo o no es si realmente nos hace falta o podemos pasar del apuro económico sin él, porque existen otras vías: pedirle el dinero a un familiar o amigo, aunque esto pone a ambas partes en un compromiso, pero eso es algo a parte.

El caso es, que vamos a tener que valorar nuestras necesidades verdaderas a la hora de solicitar dinero, aunque también es cierto que muchas empresas que se dedican a esto están ofreciendo el primer prestamo gratis como método de marketing, para así conseguir llegar a más clientes o usuarios, es decir, vamos a solicitar nuestro primer préstamo gratuitamente, esto quiere decir que no vamos a tener que pagar intereses o comisiones por él, sólo vamos a tener que devolver el importe que nos han prestado, eso sí, en el plazo establecido, esto es importante que lo tengamos bien claro, aunque sea gratuito tendremos que cumplir con los plazos, en caso contrario si vamos a tener que hacer frente a una serie de intereses y comisiones.

Estos préstamos son ideales para hacer reformas en el hogar, ya que normalmente son de grandes cantidades, aunque también puedes solicitarlos, como hace mucha gente, para gastos del hogar, en la actualidad debido a la crisis, muchas familias no llegan a fin de meses y se ven abocados a pedir préstamos para alimentos, ya que al inicio del siguiente mes, con la nómina de nuevo, van a poder devolverlos, por eso no es una idea descabellada.

​¿Todos los préstamos son iguales o existen diferentes tipos?

Lo primero que debemos tener claro es que existen muchos tipos dentro de los propios préstamos, todo ello a raíz de la proliferación de estos negocios en internet, pero también decir que existen préstamos y créditos, y esta diferencia no todo el mundo la tiene clara. Bien, los préstamos frescos, como también se llaman en internet, son los que la entidad financiera pone a disposición del cliente una cantidad fija y que éste tiene que devolver sumándole una serie de intereses y comisiones en un determinado plazo, normalmente es a medio o largo plazo, y mediante cuotas mensuales o trimestrales, en función de la entidad financiera. También otra nota característica de estos es que se ofrecen a particulares, es decir, para uso privado y por lo tanto nos van a exigir una serie de garantías.

En cambio los créditos son los que las entidades financieras ponen a nuestra disposición, en una cuenta de crédito, es decir, que podemos gastar lo que queramos, aunque con un cantidad de dinero máximo, y vamos a gastar en función de lo que necesitemos, y luego vamos a tener que devolverlo en un periodo de tiempo, también con unos intereses. En temas relativos a créditos para el hogar, ya sea reformas o para alimentos, lo ideal es solicitar un préstamo mejor, y saber seguro la cantidad que necesitamos.

Aunque muchas familias que no llegan a final de mes lo que hacen es pedir créditos a fin de ir cogiendo poco a poco ciertas cantidades para poder hacer la compra del mes, y luego ir devolviéndole a lo largo del mes siguiente, esto ya va a depende de cómo nos organicemos.

Internet ha venido para ponerlo todo mucho más sencillo y ágil

Debemos reconocer que las tecnologías unidas a internet han venido para ponerlo todo mucho más fácil y sencillo, y pasa igual en el mundo financiero, sobretodo en los préstamos, ya que existen multitud de empresas que se dedican a este sector, y a las que vamos a poder acceder de una manera muy sencilla, visitando su página web a fin de obtener toda la información que necesitamos, y además, si hemos decidido solicitar un minipréstamo o cualquier otro tipo de préstamo, sólo vamos a tener que rellenar un sencillo formulario, indicando una serie de datos personas, y al momento o a las pocas horas vamos a tener respuesta afirmativa o negativa sobre la solicitud de nuestro préstamo, de hecho, en pocas horas más podemos tener a nuestra entera disposición el dinero solicitado.


Comentarios


  1. 🙂 Estoy muy emocionado ahora que obtuve mi préstamo de 350,000 pesos de la compañía de Adam. envíele un correo electrónico ahora para tomar un préstamo rápido y fácil {adamfeigelesfirm @ yahoo. com} eliminar los espacios de su correo electrónico antes de enviarlo 🙂

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

.