En Fuerteventura Educación avanza en los encuentros de trabajo del Plan contra la violencia Infanto-Juvenil




  • La Jornada insular de convivencia en positivo en Fuerteventura, organizada por la Consejería de Educación y Universidades, reúne a la comunidad educativa majorera, instituciones, colectivos y fuerzas de seguridad de la Isla para trabajar en la prevención de la violencia Infanto-Juvenil


La Consejería de Educación y Universidades del Gobierno de Canarias ha culminado hoy en Fuerteventura la primera etapa de sus encuentros insulares con las comunidades educativas, instituciones, colectivos y fuerzas de seguridad del Archipiélago para trabajar sobre el Plan Integral de Atención contra la Violencia Infanto-Juvenil, un primer periodo que se ha centrado en recorrer las islas no capitalinas.

El objetivo principal de estas reuniones, que a partir de enero se celebrarán también en Gran Canaria y Tenerife, es recabar las aportaciones de los distintos sectores involucrados y comprometidos en la mejora de la convivencia de los jóvenes, con el fin de incorporar sus propuestas al trabajo de redacción del Plan del ejecutivo autonómico.

El encuentro en Fuerteventura, en el que estuvieron presentes la consejera de Educación y Universidades del Gobierno de Canarias, Soledad Monzón, el director general de Ordenación, Innovación y Promoción Educativa, Jonathan Martín Fumero, y el presidente del Cabildo de Fuerteventura, Marcial Morales, contó con la participación de representantes de diferentes municipios de la Isla, asociaciones de madres y padres de alumnos, directivas de centros educativos, profesorado y profesionales de los servicios complementarios de los centros.

La jornada insular de Convivencia en Positivo, celebrada hoy en la Universidad Popular de Puerto del Rosario, ha recorrido ya todas las islas no capitalinas, con el doble objetivo de informar a comunidades educativas, instituciones, cuerpos de seguridad, sindicatos e instancias judiciales del método colaborativo que emplea el Gobierno autonómico para la redacción del nuevo plan y, al tiempo, recoger sus impresiones.

En la prevención y erradicación de la violencia infanto-juvenil debemos involucrarnos toda la sociedad, dentro y fuera de los centros escolares”, destacó la consejera de Educación y Universidades del Gobierno autonómico, quien señaló que el objetivo de estos encuentros es, precisamente, “darle al Plan integral una perspectiva abierta, que integre todas las visiones de la problemática e incluya las aportaciones de todos los sectores relacionados al ámbito de la convivencia juvenil en Canarias”, indicó.


Un plan en construcción

Así, las jornadas insulares de convivencia se han centrado en presentar el Plan Integral de Actuación contra la Violencia Infanto-Juvenil, junto a un conjunto de pautas que permitan a las comunidades de cada isla formar redes de participación a partir de la detección de los llamados ‘nodos insulares’, esto es: personas, servicios o recursos que facilitarán en cada isla el proceso de participación.

Para trabajar en este sentido, el equipo encargado de la redacción del Plan ha trasladado a los asistentes las diferentes actuaciones que ya se realizan para prevenir la violencia en situaciones variadas, con sus diferencias en la manera de intervenir en los casos. De este modo, el público participa reflexionando sobre las situaciones que se plantean y sobre los procesos de prevención e intervención establecidos, para aportar otras posibles medidas que favorezcan la convivencia en positivo.

Por último, los asistentes participan en el diseño del Plan Integral de Actuación contra la Violencia Infanto-Juvenil respondiendo, durante las siguientes semanas, a tres cuestiones básicas: “¿Qué veo y me preocupa?”, “¿qué estamos haciendo para afrontar y prevenir la violencia infanto-juvenil?” y “¿qué queremos hacer?” son las tres reflexiones básicas que el equipo de la Consejería de Educación y Universidades plantea a los distintos sectores participantes, para encontrar soluciones reales y concretas a las distintas situaciones.

El equipo redactor del Plan contra la Violencia Infanto-Juvenil, en el que participarán activamente los 36 educadores y educadoras sociales incorporados al sistema educativo en toda Canarias, parte, en su elaboración, de la definición de violencia recogida en el Informe Mundial sobre la Violencia y la Salud de 2002, que distingue tres tipos de violencia que involucra a jóvenes y niños y niñas : como sujetos de la acción, como sufridores de ella y, en la mayoría de los casos, como observadores a partir del contexto social.

El plan de trabajo que desarrollan los técnicos del departamento autonómico se aleja del modelo tradicional de prevención, fuertemente disciplinario, para mantener una línea basada en el modelo de convivencia positiva; este modelo entiende el conflicto como una oportunidad de aprendizaje, anticipa el problema y actúa de forma precoz para aplicar soluciones apropiadas.

Sin embargo, para el éxito de este sistema educativo es necesaria la implicación activa y corresponsabilidad de todos los sectores de la ciudadanía, lo que hace necesario el desarrollo de jornadas como las que se han celebrado estas semanas en todas las islas no capitalinas.


Comentarios

.