Fuerteventura.- Parlamento Canarias aprueba iniciativa de CC para poner fecha al traslado de la central eléctrica de El Charco




- Nereida Calero subraya:“la Ley del Suelo puede ser una buena herramienta para adelantar los plazos”

Todos los grupos políticos del Parlamento de Canarias respaldaron esta mañana por unanimidad una iniciativa del Grupo Nacionalista Canario, defendida por Nereida Calero, destinada a trazar un cronograma que permita poner fecha al traslado de la central eléctrica fuera del barrio de El Charco, en un emplazamiento consensuado con las instituciones y que no genere molestias al entorno.

Nereida Calero detalló que lo que se pretende es “tener un plan de traslado y desmantelamiento entre todas las partes, que deje bien claro cuándo y cómo se trasladará. Que se ponga fecha, para que al contexto de humo, ruidos y molestias en que conviven los vecinos de El Charco, al menos, se le pueda ver un horizonte más despejado”.

La diputada aclaró que con esta iniciativa de los diputados del Grupo Nacionalista Canario por Fuerteventura se pretende canalizar “una serie de demandas que los vecinos de Puerto del Rosario, del barrio del Charco y la sociedad majorera”. Para que, “aprovechando la coyuntura actual: que es que Puerto del Rosario tiene su PGOU ultimando los trámites para su aprobación final, que el PIOF insular está en idéntica situación y que la Ley del Suelo acaba de entrar en vigor; podamos buscar sinergias, entre estas tres herramientas, para de una vez por todas sea posible sacar la central eléctrica de la puerta de la casa de los vecinos de El Charco”.

Explicó que se parte del principio de que “la multinacional eléctrica en cuestión es una entidad socialmente responsable, que es consciente del daño que está haciendo a la calidad de vida de los vecinos de El Charco, y que anualmente gana miles de millones de euros en beneficios. Y por lo tanto, planificar en un plazo razonable este traslado es perfectamente asumible”.

“Tenemos que hacer un trabajo didáctico con ellos para que entiendan que por muchas campañas de publicidad que hagan… La mejor imagen que pueden mostrar a los ciudadanos de Puerto del Rosario, de Fuerteventura, y en general, a todos sus potenciales clientes, es que se han dado cuenta de que ahí donde están no pueden seguir y que hay que buscar un emplazamiento más razonable y en un tiempo también lógico”, subrayó la diputada del Grupo Nacionalista Canario por Fuerteventura.

Indicó que el Ayuntamiento de Puerto del Rosario ha vuelto a mostrar recientemente su queja por el grado de contaminación que los vecinos tienen que soportar por deficiencias en el funcionamiento de la central eléctrica, unido a su cercanía al núcleo poblacional.

Estas quejas han venido incrementándose durante los últimos años; ya que además, a través de los sistemas de seguimiento, se ha podido constatar cómo la central incumple requisitos relacionados con la calidad ambiental.

Recordó Nereida Calero que las instituciones de Fuerteventura, y en general la sociedad majorera, abordaron durante años un importante debate en torno a cuál sería la ubicación idónea para dicha industria.

Se estudiaron y plantearon muchas propuestas y argumentos de todo tipo. “Y finalmente se alcanzó un consenso para el cierre de la central eléctrica en El Charco, su desmantelamiento y su traslado al entorno del Complejo Ambiental de Zurita, en el término municipal de Puerto del Rosario”, apuntó.

“De hecho, tanto el Ayuntamiento de Puerto del Rosario como el propio Cabildo de Fuerteventura, han realizado la tramitación de sus respectivas figuras de ordenación para materializar esta ubicación en Zurita, alejada de los núcleos poblacionales”, subrayó Nereida Calero.

Por lo tanto, lo que se plantea con esta iniciativa del Grupo Nacionalista Canario es la aprobación de la Ley del Suelo “puede significar una oportunidad para agilizar los procedimientos administrativos; buscando herramientas que permitan determinar ya este traslado de la central eléctrica fuera del casco urbano de Puerto del Rosario, hacia la nueva ubicación que señalen las instituciones insulares y locales. O bien recurriendo a cualquier otra figura administrativa que se considere necesaria y proporcione más rapidez que la mencionada Ley”, terminó.

.